XXVI Asamblea General de CONFER Aurelio Cayón ss.cc.

Con el título “Sabed cuál es la esperanza a la que habéis sido llamados” (Ef 1,18), del 11 al 13 de noviembre ha tenido lugar en Madrid la XXVI Asamblea General de CONFER, en la que hemos participado algo más de trescientos superiores y superioras mayores de los institutos de vida consagrada con comunidades en España. De acuerdo con el lema, la esperanza ha sido el eje trasversal de las ponencias, reflexiones, trabajos, celebraciones y oraciones de estos días.

El lunes empezamos pasadas las 4 de la tarde con una oración, la apertura oficial de la Asamblea por parte de la Presidenta de CONFER y algunos avisos del Secretario General. Tras la apertura y diversos saludos, la filósofa y teóloga Montserrat Escribano abrió las reflexiones con una ponencia interpelante sobre “una esperanza viva” en torno a cinco verbos: primerear, involucrarse, acompañarnos, fructificar y festejar.

El martes estuvimos reunidos de la mañana a la noche. Comenzamos con la celebración de la Eucaristía, presidida por D. Jesús Catalá, Obispo de Málaga y presidente de la Comisión Episcopal de Vida Consagrada. Luego asistimos a una mesa redonda con seis religiosos o religiosas, tres jóvenes y tres mayores, moderados por José María Rodríguez Olaizola. Sus experiencias se agruparon en torno a la idea de que “los viejos tendrán sueños y los jóvenes profetizarán”. Al final de la mañana, a partir del Informe FOESSA, de Cáritas Española, nos ayudaron a preguntarnos si “es posible la esperanza” y, frente a una sociedad en la que aumenta alarmantemente la desvinculación, afirmaron que la esperanza está en el desarrollo de la comunidad.

Por la tarde, José Luis Segovia, Vicario Episcopal de Madrid, nos habló de “la esperanza en dialogo con las periferias” y concluyó diciendo que el lugar natural de la esperanza es a los pies de la cruz y a los pies de los crucificados. Para terminar los trabajos del día, Jesús Díaz Sariego, Vicepresidente de CONFER, nos puso a reflexionar sobre “la reestructuración para la misión”, que podemos vivir desde lo que perdemos o desde la oportunidad que nos brinda. Por pequeños grupos, dialogamos respondiendo a dos preguntas: ¿cómo late el corazón de nuestros hermanos en nuestras comunidades?, pregunta que hemos de hacernos si queremos una reestructuración en fidelidad, y ¿cómo articulamos en nuestras instituciones la sana tensión entre discernimiento y programas apostólicos y pastorales? Antes de irnos a descansar cada uno a su casa, asistimos a la actuación musical del trío “Alma di voices”, que nos ofreció la poesía musicalizada de Fray Luis de León, San Juan de la Cruz y Santa Teresa de Jesús.

Buena parte de la mañana del miércoles tuvimos un diálogo con Fray José Rodríguez Carballo, Arzobispo Secretario de la CIVCSVA, que ofreció “razones para la esperanza” y respondió a las preguntas que se le plantearon. Tras las votaciones para aprobar memorias, cuentas y presupuestos, se dieron algunas informaciones y María Rosario Ríos, Presidenta de CONFER, clausuró la Asamblea, enviándonos a ser testigos de la esperanza.  Mons. Rodríguez Carballo presidió la Eucaristía final, en cuya homilía nos animó a levantarnos, comer y caminar, recordando la invitación que recibe el profeta Elías en el libro de los Reyes.

Sagrados Corazones
Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies