Volver a creer

Antonio Oviedo ss.cc. nos recomienda una lectura para el verano. Se trata de un libro netamente pastoral, cuya ficha es: Xavier Morlans: El primer anuncio. El eslabón perdido. PPC 2009. 208 pp. Se encuentra en la interesante colección “Cuadernos AECA”, destinada a la renovación en nuestro país de la catequesis y, en general de todo el proceso evangelizador. El autor, sacerdote de la diócesis de Barcelona, es profesor en la Facultad de Teología de Cataluña e impulsor del itinerario “Volver a creer”, desarrollado desde 2002 en varias parroquias de la Ciudad condal.

El “primer anuncio” al que se refiere el título es una de las fases del proceso de evangelización; lo define el autor como el tiempo de suscitar el interés por Jesucristo o, más ampliamente, “la propuesta del mensaje nuclear del Evangelio a quienes no conocen a Jesucristo, a quienes habiéndole conocido se alejaron de él, y a quienes creyendo que ya le conocen suficientemente, viven una vida cristiana rutinaria, con la intención de suscitar en todos ellos un interés por Jesucristo que pueda llevar a una primera adhesión o a una revitalización de la fe en él”, es decir, a una experiencia de fe.

¿Por qué “eslabón perdido”? Porque se trata de un momento clave dentro del proceso de la iniciación cristiana, o de su re-iniciación; un momento que frecuentemente se pasa por alto en el proceso, de tal manera que la catequesis se edifica sin esa base de un descubrimiento vital de la persona de Jesucristo, que condiciona para mal todo lo que viene después.

El primer anuncio es para todos aquellos que inician o reinician la fe. Aquí están también, claro .los niños. “No tiene sentido ofrecer una catequesis sistemática a niños que no han abierto su corazón a una amistad viva con Jesús” (p.144) Hoy nos encontramos cada vez con más niños que no han tenido un despertar religioso en la familia. “La consecuencia es que la catequesis… se encuentra en una situación incómoda al intentar modelar y formar una inicial fe cristiana que en realidad no existe” (p.144) Queda claro que, para afrontar esta situación, resulta indispensable introducir en la iniciación cristiana ese “eslabón perdido”: el primer anuncio. Tomen nota todos los que trabajan en la mal llamada “catequesis de primera comunión”.

Es un libro muy interesante para todas las personas que se dedican a la pastoral de evangelización, especialmente los catequistas y, particularmente las personas que coordinan esa tarea en colegios y parroquias (alguna hay, me consta, que desconoce conceptos como “primer anuncio”, “iniciación cristiana”…).

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies