Visita del Obispo a los jóvenes de la Parroquia del Buen Pastor

El Obispo de Cádiz y Ceuta, monseñor Rafael Zornoza Boy ha visitado el viernes, 20 de abril, por la tarde, la Parroquia del Buen Pastor de San Fernando (Cádiz), para mantener un encuentro con los diversos grupos de jóvenes junto con sus catequistas. Desde hacía algún tiempo, D. Rafael quería pasar la tarde y compartir palabras y experiencias con los que son “el presente de la Iglesia”, según él mismo indicó.

La visita, en la que destacó la cercanía, familiaridad y buen humor del prelado, comenzó con una oración preparada por Damiano Tonegutti ss.cc., primer diácono ordenado por el obispo gaditano y responsable de la pastoral juvenil y vocacional del Buen Pastor. Luego, se proyectó un divertido vídeo que la comisión de pastoral juvenil preparó para hacer la convocatoria de nuevos jóvenes al inicio de curso. El obispo, con espontaneidad y cariño les dijo a los jóvenes: “Sois unos gamberros, pero todo esto que estáis viviendo, os lo aseguro, va a marcar vuestra vida”. Además subrayó que “lo importante no es lo que se hace sino lo que se vive”, resaltando que todas las experiencias de catequesis, compromiso y oración, todo lo que supone darse a los demás y vaciarse de sí, “dará mucho fruto, ya que llenaréis vuestros corazones de fe, esperanza y caridad”.

Varios jóvenes expusieron el plan de pastoral, desde postcomunión hasta comunidades juveniles, pasando por los grupos juveniles y el catecumenado. Esto le sirvió a D. Rafael para conocer a los jóvenes que confirmará el próximo mes de mayo. También comentaron sus compromisos en dos proyectos de la Cáritas parroquial, como son “Juego de Niños” y “Apoyo Escolar”. El obispo recordó algunas de sus experiencias con los más desfavorecidos, especialmente un verano que pasó trabajando en un gran hospital y su cercanía al mundo del dolor. Hizo referencia también al Padre Damián de Molokai en su entrega tan desmedida por los más excluidos, los enfermos de lepra. Por otro lado, monseñor Zornoza pidió a los jóvenes que “tengan la antena puesta para descubrir su voluntad, que les llevará a ser felices”. Los jóvenes se interesaron por la vida del obispo, por sus experiencias: “¿Ha hecho usted alguna vez voluntariado?”, a lo que respondió con una sonrisa: “Toda mi vida es un voluntariado”. Otros se interesaron por su agenda y por cómo vivía sin apenas tiempo libre. Alguna de las preguntas provocó las risas de todos los asistentes: “Me gustaría que me saque de una duda, ¿es verdad que usted vive en la Catedral?”.

Al finalizar, el párroco del Buen Pastor, Fernando Cordero ss.cc., agradeció al obispo esta “visita sorpresa” y le expresó el deseo de todos los jóvenes y adultos de “que los siga sorprendiendo con su presencia y su cercanía de pastor”. Acto seguido, D. Rafael se hizo varias fotos con los jóvenes y bromeó con ellos, también se dejó grabar para otro de los vídeos que se están preparando para una catequesis sobre el sacerdocio.

El obispo se interesó por la situación del barrio, saludó con afecto a la comunidad de religiosos de los Sagrados Corazones que anima la vida parroquial y a la comunidad de religiosas de la misma Congregación que viven volcadas en la atención a diferentes campos pastorales. Don Rafael ha expresado su deseo de volver de nuevo “para estar”. Y en Buen Pastor, todos encantados con su presencia y sus palabras de ánimo de pastor.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies