Virgen de la Paz y pila bautismal

Osvaldo Aparicio ss.cc., párroco de la Parroquia de los Sagrados Corazones, de Madrid, nos explica la colocación de la imagen de la Virgen de la Paz y realce de la Pila Bautismal.

Nuestra iglesia de los Sagrados Corazones (Madrid) fue declarada en 2004 obra arquitectónica singular por el Colegio de Arquitectos de Madrid, dedicando una placa al arquitecto Rodolfo García Pablos.

Aunque la gran vidriera que ocupa el paño lateral del lado del evangelio, con su sinfonía de colores en blanco y azul, tenga resonancias marianas, nuestros feligreses echaban de menos la presencia visible de la Virgen en el templo. Es verdad que en la capilla del Santísimo hay una muy hermosa imagen policromada de María con el Niño (¡La Virgen de la Caricia!), obra del s. XVI; pero, la ausencia de una imagen de la Virgen en el templo, se notaba especialmente al finalizar la Eucaristía, ya que no podíamos dirigir nuestra mirada hacia ella en el canto de despedida.

En el pasado mes de junio pudimos, por fin, colocar la imagen de la Virgen de la Paz (advocación de tan honda tradición en nuestra Congregación), en el fondo del presbiterio, en el panel de la derecha. La estatua, en bronce y de 3,50 m de largo, es réplica de la que preside la fachada de nuestro colegio de la Paz de Torrelavega. Es, como todos sabemos, de estilo moderno. Nos ha llenado de satisfacción también el que los feligreses resalten constantemente lo bien que encaja con la arquitectura del templo.

Además parece que se ha acertado con su iluminación, difícil de conseguir dada la gran dimensión de la imagen y teniendo en cuenta que tenía que compaginarse con la del Cristo Crucificado, centro de todo el conjunto arquitectónico y en el que convergen todas las miradas.

Otro detalle, y no pequeño por la importancia y simbolismo que encierra, ha sido el que hemos destacado la pila bautismal. Muy pocos feligreses sabían dónde estaba situada, pues el pequeño hueco en la parte superior de un cubo de granito no destacaba ni tenía relieve alguno. Por eso, se ha optado por colocar sobre él una concha de granito de 60 cm de diámetro por 25 cm. de alto, y se ha colocado en el frontal del cubo la frase Unidos a Cristo por el Bautismo. Con ello se ha conseguido que la pila bautismal quede bien destacada y visible desde todos los puntos del templo.

Avatar
Osvaldo Aparicio ss.cc.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies