«Unos días en familia»

Me han pedido que cuente un poco de estos días de asamblea conjunta de religiosos, religiosas y seglares Sagrados Corazones, así que en estos días trataré de contar lo que voy percibiendo de los tiempos que vamos pasando juntos.

Desde el domingo por la noche nos hemos juntado en la casa de los hermanos de El Escorial, y como siempre, ha sido un regalo el reencuentro, lleno del cariño que se merece sabernos en familia.

Este año, el encuentro se ha enmarcado dentro del «Año de la fe«, por lo que hemos querido pararnos en torno a este tema. Así el lunes comenzábamos con una oración que nos invitaba a vivir desde la fe, dejando que esta sea, como dice San Pablo, «la consistencia de lo que se espera» y «la prueba de lo que no se ve». Los Superiores Provinciales, Enrique y Nuria, ya en la presentación de la asamblea nos indicaban panorámicamente lo que iba a acontecer en estos días de familia ss.cc.

Después pudimos ser acompañados durante todo el día por Ángel Cordovilla, profesor de la Universidad Pontificia de Comillas que, a través de su ponencia, nos hacía reflexionar sobre temas como el contexto actual que vivimos y desde el que tratamos de vivir y transmitir la fe. También trató de exponernos «la realidad de la fe» (de tratarla en si misma), con algunas imágenes que nos podían ayudar a nombrarla (la fe como roca y fundamento…). Finalmente pudo exponer brevemente el «contenido de la fe».

Debo decir que fue muy enriquecedor para todos escuchar y reflexionar acompañados de este hermano, pero si tuviera que resaltar algunos puntos de mayor interés serían los siguientes:

1. Al mirar dentro del contexto actual encontramos una crisis de fe, y proponía (desde la lectura de un autor alemán) que esa crisis tiene su centro en lo que llamó herejía emocional; esto sería tomar la fe como complemento y no como centro desde donde tomar las decisiones, ya que se ha perdido la esperanza en que esta pueda ser la «fuente de las alegrías».

2. Personalmente me hizo caer en la cuenta también de la necesidad de buscar nuevos espacios y nuevas maneras de evangelizar. Por supuesto esto implica un arriesgarse a salir de estructuras montadas y probar nuevas formas a base de errar.

3. Me dio mucha luz que expusiera que no es solo que haya crisis de fe, sino que la fe en sí misma implica crisis, implica fiarse y ponerse ante Dios diciendo «aquí estoy Señor, hágase tu voluntad y no la mía» y escuchar…

4. Por último me ayuda ver que no existe la definición perfecta de «fe», sino que fe es relación con Dios y todo lo que nos acerca a él.

También una manera de concretar esta exposición de la fe la tuvimos a través de la rueda de testimonios que nos brindaron Mª del Mar Pérez, Natalia Vidal y Poldo Antolín. Ellos, a través de sus vivencias y experiencias, nos mostraron su camino vocacional guiados por la luz de la fe. Y los asistentes quedamos enriquecidos con lo que nos contaron y cómo lo contaron. Así, finalizábamos el día con una eucaristía, presidida por Ángel Cordovilla, en la que pudimos acercarnos algo mejor a ese «misterio de nuestra fe» que es Jesús hecho pan y vino.

Avatar
Jorge Gª Fernández de Arellano ss.cc.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies