Tasas, préstamos y propiedades

Columna «Sillita baja», del mes de marzo, de Dolores Aleixandre rscj, en la revista 21.

Como andamos todo el día a vueltas con esos asuntos relacionados con los dineros me he vuelto mucho más atenta a las alusiones al tema que aparecen en la Biblia. Me llama la atención, por ejemplo, la tasa que impone el libro de los Números por rescatar a un varón primogénito y que el niño no tuviera que quedarse de plantilla en el templo: cinco siclos de plata. O sea que Jesús fue tasado en unos 185 euros cuando tenía un mes, pero de mayor se revalorizó y Judas lo vendió por 30 monedas que era lo que costaba un esclavo, unos 1.050 euros.

Sin casa propia donde reclinar la cabeza, perteneció al colectivo huéspedes del aire, compartiendo anticipadamente la suerte de los desahuciados. Del préstamo del borrico en el que se montó para entrar en Jerusalén, el evangelio de Marcos de da muchos detalles: la condición que pone Jesús a la hora de pedirlo prestado era que no hubiera servido antes como montura, una manera de decir que no pertenecía aún a la esfera de lo útil. Si estaba atado junto a una puerta es porque tenía dueño y Jesús, que va a disponer de él sin ser su propietario, promete que va a devolverlo pero no ofrece más aval ni garantía que el empeño de su propia palabra.

Último recuento de sus posesiones: al final sólo tenía la túnica que llevaba puesta y acabó convertida en objeto de rifa porque los soldados que le despojaron de ella pensaron que eso les traía mejor cuenta que repartírsela hecha pedazos. Pablo lo dirá más tarde con su lenguaje contundente: “Ya conocéis la generosidad de nuestro Señor Jesucristo, el cual, siendo rico, se hizo pobre para enriqueceros con su pobreza” (2 Cor 8,9). Qué cosa tan disconforme, qué afirmación tan peregrina, qué convicción tan extravagante. Sólo los que se han decidido a creérsela se atreven a decir que es verdad.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies