«Stop expulsiones»

Columna «Silita baja» de Dolores Aleixandre rscj, en la revista 21 del mes de enero de 2013.

Al hilo del revuelo mediático en torno al despido de la mula y el buey del portal de Belén, me piden de la Sociedad Protectora de Animales (sección Jumentos y Bovinos) que aproveche esta Sillita Baja para salir en defensa de sus protegidos.

Temen que sean también expulsados algunos otros que ramonean pacíficamente por los pastizales bíblicos, ajenos a lo que se cierne sobre ellos. Acepto gustosa su encomienda y los traigo aquí para hacer lobby a favor suyo, a ver si llegamos a tiempo de evitar otro desastre.

De entre todos ellos elijo dos vacas (soy muy sensible a los temas de género): los filisteos, por orden de los israelitas, las uncieron al carro donde iba el arca y ellas, a pesar de que estaban criando y dejaban sus terneros encerrados en el establo, se echaron a andar sin resistencias. Y el narrador añade este detalle conmovedor: “iban mugiendo” (1 Sam 6,12). Pobrecillas, no me digan que no son edificantes estas vacas. Supe por primera vez de su existencia en el noviciado, con la moraleja de que no importaban demasiado los mugidos con tal de que obedeciéramos. No estaba mal a la hora de no culpabilizarnos por mugir.

Otro texto maravilloso de los orígenes del profetismo: al padre de Saúl, se le habían perdido unas burras y mandó a su hijo a buscarlas; este acudió a un vidente que resultó ser Samuel que lo ungió como rey; se topó después con un grupo de profetas danzantes, se unió a ellos, entró en trance y aparecieron las burras. Lo he contado fatal por falta de espacio, pero léanlo en 1Sam 9-10 y ponderen el papel trascendental que juegan las burras.

Y para que no me acusen de manipulaciones feministas, aporto también al jumento con el que se compara el orante del salmo 73 cuando dice: “Yo era un necio y un ignorante, era un burro ante ti”. Caso de desaparecer jumento y metáfora, el salmista quedaría emocional y expresivamente desasistido.

En la redacción de esta revista se recogen firmas para la campaña STOP EXPULSIONES DE ANIMALES. Esperamos llegar a 144.000. •

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies