Semana de la Congregación en el Virgen de Mirasierra

Un año más en el Colegio Virgen de Mirasierra celebramos la Semana de la Congregación coincidiendo con San Damián. Éstos dos últimos años hemos profundizado en la vida de este santo hermano de la Congregación y nos hemos dejado interpelar por su fe, opciones y amor a los demás. Fruto de este proceso ha sido la decisión de Hermanarnos con una obra de la congregación en África.

En concreto nos hermanamos con el “Lar Enriqueta Aymer” en Inhaminga (Mozambique). Se trata de una residencia de chicas que las permite estudiar y formarse para tener una vida más libre, independiente y digna.

El acto de hermanamiento ha tenido lugar el 10 de mayo en una Eucaristía celebrada con todos los alumnos y profesores del Colegio y presidida por Álvaro de Lujan, antiguo alumno de los SSCC de Claudio Coello y uno de los responsables de la misión de los Sagrados Corazones en Mozambique desde hace 8 años.

El momento más emotivo de la Eucaristía fue cuando los alumnos le entregaron la recaudación obtenida mediante los festivales de la solidaridad del colegio y unos DVDs de los mismos para que puedan conocernos mejor. Otros momentos importantes fueron la firma del acta de hermanamiento y la presentación de las ofrendas (una estatua del padre Damián y otra africana que simbolizan nuestra unión).

El Padre Álvaro nos entregó un Batique de la última cena de Jesús con sus discípulos para recordarnos que todos estamos invitados a participar de la misma mesa. La Eucaristía fue muy emotiva y participativa. Por la tarde nos juntamos todo el colegio, para realizar nuestro tradicional Mosaico. Hemos querido representar una cara, en la que nuestro colegio (España) ve a través de un ojo (el izquierdo) las necesidades de Mozambique y guiña el otro ojo mostrándole su ayuda, cariño, solidaridad, etc. África es la nariz de esa cara y la flecha que une Madrid con Inhaminga es una gran sonrisa ladeada. Está enmarcado en un corazón que representa y recoge el hermanamiento.

Con este Hermanamiento queremos que como le sucedió al Padre Damián, la fe nos lleve a ser más solidarios y colaborar con una realidad distinta a la nuestra y mucho más necesitada. También a recibir y sentir esta realidad como hermana nuestra, más cercana en el corazón que otras. Por eso durante todo el día de hoy 11 de mayo, el Padre Álvaro se ha reunido con todos nuestros alumnos de Secundaria y Bachillerato para contarles su experiencia como misionero en África y hacerles cercana y familiar la realidad de Inhaminga.

Damos gracias a San Damian un año más por todo lo que aprendemos con él.

Avatar


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies