«Ronaldo Muñoz»

Columna de monseñor Nicolás Castellanos Franco, en la revista 21, dedicada a nuestro hermano Ronaldo Muñoz ss.cc.

Nos ha sorprendido, poco antes de morir, con una aportación significativa en este momento histórico eclesial. El título del libro nos pone en pista: “Nueva Conciencia Cristiana en un mundo globalizado. Hermandad sin fronteras, desde los pobres, a contracorriente de la dominación del consumismo individualista y excluyente. (Desde Medellín a Aparecida)”. A la vez que hacemos memoria agradecida, nos provoca en el contexto de una Iglesia tímida y con marcha atrás.

Ronaldo Muñoz había nacido en Santiago de Chile, en 1933, estudió arquitectura, y en 1954 profesa en la congregación de los Sagrados Corazones. Hace teología desde la vida, encarnado en el mundo empobrecido de América latina, recorre el camino de los pobres hacia el Reino, en la zona sur de Santiago y en el Sur rural de Chile. Desde ahí emprende el estudio de las fuentes, la tradición recreada y hace una lectura aplicada de la Biblia, de Medellín, Puebla, Santo Domingo, Aparecida.

Ronaldo luce con luz propia en el firmamento de la Teología de la Liberación. La Teología de la Liberación ha hecho del Reino su objetivo central. Y la centralidad del Reino de Dios conforma toda la teología de Ronaldo Muñoz. Los dos ejes del Reino: Trascendencia de Dios e inmanencia en la historia, inseparables, se traduce, en su teología, en la posibilidad de una vida digna y justa de los pobres, siempre abierta a más en todas las dimensiones. “En el Reino de vida, Jesús incluye a todos: Come y bebe con los pecadores (Mc.2,16), aunque le llamen borracho (Mt.11,19) y opta por los más pobres (Lc.14,15-24). Y concluye Ronaldo: “El reino de vida que vino a traer Jesús es incompatible con esas situaciones inhumanas”. No podemos cerrar los ojos: si no somos defensores de la vida del Reino, iremos por el camino de la muerte.

Esta dimensión de la teología de la liberación, sin perder ninguna esencia teológica, abre horizontes insospechados a la hora de evangelizar. Pero lamentablemente hoy no se avanza por ese camino.

Avatar
Nicolás Castellanos Franco


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies