Reunión de Superiores

El día 19 de octubre lo hemos comenzado en la capilla de la Casa Provincial con una oración ambientada en el documento “Misión” del 38º Capítulo General (la ofrecemos más abajo en formato PDF). Después los superiores de la comunidades junto al Gobierno Provincial se han reunido por la mañana con Javier Álvarez-Ossorio ss.cc., Superior General, que ha presentado los contenidos del Capítulo General. También ha intervenido en la reunión Felipe F. Lazcano ss.cc., Consejero General. Tras las exposición de los diferentes documentos, en los que se ha centrado especialmente en el documento de “Misión”, se ha abierto un turno de preguntas y participación. El Superior General y su Consejero han ido respondiendo a las diferentes cuestiones propuestas por los hermanos.

 

A la 1 de la tarde, los asistentes a la reunión junto con los hermanos de la zona de Madrid que han podido acudir, en total, unos 40 religiosos, hemos celebrado la eucaristía en la capilla del sagrario de la Parroquia de los Sagrados Corazones. Junto al Superior General que ha presidido la eucaristía ha concelebrado el Superior Provincial, Enrique Losada ss.cc. y Conrado Monreal ss.cc., superior de la comunidad que se ha encargado de los cantos.

En la eucaristía, en la que hacemos memoria del Sagrado Corazón de Jesús, Javier nos indica algunas reflexiones en su homilía, al hilo de las lecturas litúrgicas del día (Ef 1,11-14 y Lc 12, 1-7). Transcribimos algunos de sus puntos:

Las lecturas de este viernes me hacen pensar en el Año de la Fe. ¿Qué relación tiene este Año de la Fe con nuestro Capítulo General? Esperemos que haya mucha relación.

En el himno de Efesios que hemos proclamado, al final, al hablar de Cristo y del Espíritu Santo se habla de la “prenda” de nuestra herencia: “este Espíritu es la prenda de nuestra herencia, mientras llega la liberación del pueblo adquirido por Dios, para alabanza de su gloria”. La fe tiene mucho que ver con la esperanza. La vivimos como una “prenda”, como algo pequeño que nos hace confiar en que Dios tiene algo más grande reservado para nosotros.

El Evangelio es como una pequeña semilla. Pablo y los primeros evangelizadores se van dando cuenta de que el Evangelio es una “prenda”, algo pequeñito que antecede algo más grande que vendrá después.

Tras el intenso mes del Capítulo General me digo: lo que vivimos en la Congregación, en la comunidad local, en nuestra consagración, nuestro compromiso apostólico es una “prenda”, no lo es todo. No es el Amor de Dios que transforma y repara el mundo.

Tenemos “prendas” que son cositas pequeñas. El dinamismo de la fe nos llena de esperanza y alegría. Nos hace ver que lo de Dios es mucho más grande y más hermoso.

En el Evangelio, Jesús habla de la fe. Al celebrar la eucaristía junto a la Capilla de los Mártires, los testigos de la fe al que el Capítulo General propone como iconos, resuenan las palabras del Evangelio: “No temáis a aquellos que matan el cuerpo y después ya no pueden hacer nada más”. Es una cita que nos habla del humor del Evangelio. La fe se vive en la contradicción. Los mártires son ejemplo del testimonio de la fe en el momento en que es difícil creer, ante pueblos a los que les cuesta creer. Esa dificultad de creer nos afecta a nosotros también.

La fe es un gran don y al mismo tiempo es oscura. “No tengáis miedo… Sois preciosos a los ojos de Dios”. ¿Nos lo creemos de verdad? El Buen Padre sí confió en la Providencia. ¿Tenemos esa fe luminosa siempre?

“Ven, Señor, en ayuda de nuestra falta de fe. No nos conformamos con la prenda sino que lo queremos todo”.

La Eucaristía es el misterio de la fe, de nuestra fe. Es un pedacito de pan, que es Jesucristo. Es la “prenda” de que Dios nos ama. Caemos en la cuenta de que no estamos solos y hasta los pelos de nuestra cabeza están contados.

Que la Eucaristía nos ayude a crecer a la Congregación en el don de la fe, como “prenda”, y así se útiles para tantas personas que lo esperan.

Tras la celebración de la eucaristía almorzamos juntos en uno de los salones de la Parroquia. A las 15.30 h. prosigue la reunión de superiores con varios asuntos, entre ellos la exposición del Plan Anual del Gobierno General retocado por las orientaciones y decisiones del 38º Capítulo General, se informa sobre la Comisión de la Beatificación de los Mártires, algunas obras que se están realizando, etc.

Al finalizar la reunión, el Superior Provincial agradece a los hermanos su participación y les desea un buen regreso a casa. Previamente agradeció a Javier y a Felipe su presencia y exposición en torno al Capítulo General.

oracion_reunion_superiores_12.pdf

Avatar
Fernando Cordero ss.cc.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies