Reportaje sobre la JMJ

Este artículo desarrolla diferentes aspectos de la JMJ y hace referencia a la implicación de la Parroquia de S. Víctor y del Colegio Virgen de Mirasierra SS.CC. en la Jornada Mundial de la Juventud.

Desde la organización de la Jornada Mundial de la Juventud, se han encargado de gestionar dónde se van a alojar los peregrinos. Para ello, todo un equipo ha preparado todo lo necesario para que ello se lleva a cabo correctamente.

Los peregrinos podrán alojarse en colegios, polideportivos e institutos, así como en universidades privadas y colegios mayores . También se acogerá a los participantes en parroquias y 392 casas de familias de acogida.

La familia de Paloma es una de ellas. Esta madre es católica y peregrina y ha decidido acoger a dos jóvenes franceses de 19 años en su casa de Madrid. Es la primera vez que lo hace, pero volvería a repetirlo para otros eventos con fines religiosos.

Esta economista no está teniendo ningún problema de convivencia, cuenta que los chicos son muy “dispuestos y quieren ayudar todo el rato” y que apenas están en su casa, sólo para ducharse, dormir y desayunar. Destaca de ellos que tienen “una chispa y una vida que da alegría”. Para ella es una experiencia única, ya que su hijo también está aprendiendo con ello. Se comunican en ‘espanglish’ y asegura que “si uno quiere comunicarse, no le hace falta ser políglota”.

No está cobrando nada, ofrece wifi y los jóvenes que acoge saben que si necesitan cualquier cosa pueden contar con ella. Le hubiera gustado ofrecer comida, pero nos dice que como mileurista no puede permitírselo.

“ES UNA ALEGRÍA QUE LA GENTE SIGA CREYENDO EN DIOS”

Estos jóvenes franceses vienen junto a otros amigos que residen en otras familias y por las mañanas se reúnen para asistir a los actos. Ellos no se están beneficiando de los tickets restaurante para peregrinos, ya que sólo se conceden a aquellas personas que han venido en grandes grupos.

Sin embargo, añade que la organización “lo está haciendo muy bien”, ya que, entre otras cosas, “se está ofreciendo agua a todo el mundo”. Paloma tiene pensado asistir a todos los eventos que pueda, el horario de su trabajo no le permite ir a todos los actos que le gustaría pero afirma que no se perderá el Vía Crucis. Confiesa entre risas que los conciertos “no le van mucho”, dice que “le dan un poco de miedo” por toda la gente que se reúne.

Para ella es una satisfacción ir por la calle y ver a la gente “tan contenta y cantando”, dice que es “una alegría que la gente siga creyendo en Dios”.

COLEGIO DE ACOGIDA

Otra de las modalidades de alojamiento posible para los peregrinos de la Jornada Mundial de la Juventud son los colegios. El Virgen de Mirasierra de Madrid quiso ser uno de los centros de acogida y se puso en contacto con la organización de la JMJ con la que ha mantenido una comunicación fluida.

Este colegio realiza toda su actividad religiosa con la colaboración de la parroquia de San Víctor que también es uno de los lugares de acogida de peregrinos.

Hace tiempo que el centro, que además pertenece a la Congregación de los Sagrados Corazones, decidió participar en la JMJ. Un equipo se encargó de la acogida de peregrinos que no dependen de esta organización, sino que vienen de diferentes lugares.

ORGANIZADOS CON LA JMJ

Este grupo organizó una jornada para unir a jóvenes de los Sagrados Corazones, aprovechando la JMJ, para disfrutar de un día de convivencia y actividades, además de conocer gente de Brasil, Francia y Puerto Rico que se han trasladado hasta España para ser testigos de la visita de Benedicto XVI.

La magnitud del evento que se vive estos días en Madrid implica la dedicación de numerosas personas, que en un acto de fe y religiosidad, emplean su tiempo en atender a los demás. Una de esas personas es Alberto Para Martínez, religioso de los Sagrados Corazones que vive en la parroquia de San Víctor y es estudiante de Teología. Él, junto con su hermano Fernando, es el responsable de alojamiento del colegio Virgen de Mirasierra de Madrid.

“Es más una satisfacción personal que un coste económico lo que nos supone la acogida de peregrinos. Tenemos mucha ilusión, y aunque dormimos muy poco y estamos cansados, nos hemos implicado a fondo y vale la pena porque hay mucha alegría y la gente viene muy predispuesta”.

PEREGRINOS ALOJADOS

Los peregrinos, un grupo de 60 jóvenes de una diócesis italiana y 40 españoles de diferentes lugares, son los que duermen y se duchan en el colegio que permanece abierto para ellos desde las diez y media de la noche hasta las diez de la mañana, ya que durante el día asisten a los diferentes actos programados por la JMJ y aprovechan para conocer la capital.

Las personas que acoge el Virgen de Mirasierra vienen con todo pagado, aunque hay parte de los gastos que va a asumir la parroquia San Víctor, pero es algo que “forma parte de la estructura de la Iglesia”. “Habrá algún gasto económico, pero lo hacemos porque creemos en ello y, sobre todo, porque quien nos convoca es Jesús”, explica Alberto Para.

La parroquia ha gestionado el alojamiento de 70 personas, 25 de ellos pernoctan allí y el resto con familias, que le prestan sus casas para ducharse o dormir.

ACTIVIDADES CULTURALES

Leopoldo Antolín Aguilar es religioso y sacerdote de los Sagrados Corazones. Vive en la parroquia de San Víctor y da clases en el colegio. En la JMJ es el encargado de los peregrinos que se alojan en la parroquia San Víctor y en las casas de las familias de la zona.

Organizan actividades procurando ir juntos. Además, Leopoldo Antolín asegura que irán a algunas de las exposiciones y realizarán actividades culturales en Madrid para que los peregrinos conozcan la ciudad.

JÓVENES CRISTIANOS

Es un sacrificio para los peregrinos que saben que vienen a dormir en malas condiciones, pero se adaptan a las circunstancias disolviendo las dificultades”, comenta el sacerdote. Además, explica que como experiencia personal supone una oportunidad de conocer a mucha gente que de una manera absolutamente desinteresada superan todos los problemas con unas ganas tremendas. Pero sobre todo es también una “experiencia de Iglesia porque estamos viendo lo plural y lo diversa que es y la alegría con la que la juventud creyente vive la fe”, señala Antolín.

Por su parte, Alberto Para sostiene que: “Hay muchos jóvenes que han venido aquí en su tiempo de vacaciones con un coste económico alto sólo por Jesús. Socialmente no estamos en el momento más masivo de la religión en España, pero el conjunto de jóvenes que han venido demuestran alegría, civismo y tienen unas miradas y una sonrisa que no abandona sus rostros en todo el día a pesar del cansancio, las incomodidades y el calor”.

Para concluir, ambos apuntan que “Jesús nos ha convocado aquí y jóvenes de todo el mundo responden con su mirada y su sonrisa”. Para ellos, “son el rostro joven de la Iglesia”.

DATOS GENERALES

Miles de jóvenes asistentes a la JMJ 2011 empiezan a alojarse en los cientos de colegios y polideportivos de Madrid convertidos, durante los próximos días, en albergues para los peregrinos. Del mismo modo, centenares de familias voluntarias pertenecientes a todas las diócesis de España acogen estos días a los visitantes.

Elena Jiménez Arellanos es la responsable de Alojamientos de la JMJ y se ha encargado de gestionar el alojamiento de unos 450.000 peregrinos. Jiménez agradece la colaboración que ha ofrecido el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. La organización ha recibido cerca de 330.000 solicitudes de alojamientos.

En concreto, 6.000 colegios y polideportivos madrileños se convertirán en improvisados albergues juveniles para los miles de asistentes a la JMJ 2011. Algunos de estos edificios cobijarán hasta a 3.000 personas de 50 nacionalidades distintas que al llegar recibieron su equipación imprescindible.

Avatar
Laura Chiachio / María Glez.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies