Relevo en la revista 21

Traemos a nuestra web el editorial de la revista 21, que lleva por título “Llegó el futuro”, donde se agradece la labor de 15 años en la dirección del P. Fernando Ábalos y toma el relevo el P. Isaac García. “El futuro se precipita. Aún sin nombre llegó a las plazas españolas y llega igualmente a 21”.

Aunque parezca imposible cuando vestimos abrigos gruesos y calzamos botas, siempre llega el cálido verano. Pero éste de 2011 tiene para la revista 21 sabor de invierno que preludia la conclusión de un tiempo y la llegada inevitable de una nueva era. Y es que con la inauguración estival se ha hecho pública la despedida de Fernando Ábalos como director. Le llega la muy merecida jubilación, pero, con su marcha, 21 cierra una etapa. Una importante etapa en su larga vida de publicación cristiana apegada a los tiempos y devenires ciudadanos.

Han sido quince años al timón de la dirección en los últimos veinte de la vida de 21. Y toca decir que de su mano, de su capacidad de innovación y su atrevimiento, han partido cambios tan fundamentales para entender la revista hoy como la incorporación del color, la informatización, el cambio de cabecera, las más impactantes campañas publicitarias o la profesionalización de todos los departamentos de la revista. Pero el mayor logro que queda en el haber de Fernando Ábalos como director es haber llevado la revista a las cotas más altas de prestigio, presencia, respeto y repercusión en el ámbito de la información religiosa, social y los medios de comunicación. Más de una docena de premios nacionales e internacionales cosechados en estos años así lo acreditan. Como la larga nómina de grandes firmas del ámbito cristiano y el periodismo social que han pasado por estas páginas en todos estos años. También el respaldo de 25.000 familias que la reciben con gusto y amor cada mes en sus hogares. Y los cerca de tres millones de visitas –todo un récord– que obtiene el portal de 21 en Internet.

La pluralidad, el diálogo y el sano debate de ideas; la atención preferente a los temas que interesan a los ciudadanos de hoy, siempre analizados desde la óptica de los valores evangélicos, poniendo el acento en dar voz a los excluidos y las víctimas; la calidad de los textos publicados y de la fotografía y el diseño que han hecho de 21 una publicación moderna, atractiva y sin complejos (dicho por quienes nada tienen que perder ni ganar con ello), han sido las claves de este éxito.

Y cuando en septiembre Fernando pase el relevo a Isaac García como nuevo director, 21 seguirá trabajando en la misma línea para ofrecer periodismo y evangelio, presencia cristiana y apertura al mundo, tradición y huella de los signos de los tiempos, esperanza de Buena Noticia y semillas de justicia, libertad, compromiso, paz y confianza para la humanidad que ansía un mundo nuevo a la medida de Jesús de Nazaret construido con las maravillosas armas de Damián de Molokai.

Muchos jóvenes y no tan jóvenes, o que lo son, como Fernando Ábalos, de espíritu, mente y corazón, siguen tomando las plazas en España desde que lo hicieran el pasado 15 de mayo para mostrar su indignación y expresar sus deseos de justicia y democracia. Son el denominado movimiento 15-M. Heterogéneo, sin líderes conocidos, inaugurando nuevas formas de relación con la política y aplicando métodos cívicos y asamblearios, salvo algunas excepciones, están elevando un grito a la sociedad, los políticos, la prensa y las instituciones. En 21, siguiendo nuestra estela de apuesta por los grandes temas sociales que afectan y preocupan a la ciudadanía, hemos querido saber más sobre ellos, sus orígenes y, sobre todo, sus perspectivas de futuro. Es pronto para saber qué será de los indignados y sus reinvindicaciones. Si se verán devorados por sus métodos, engullidos por la apatía o secuestrados por los estereotipos. Si pasarán a ocupar algún espacio en los libros de Historia. Pero aún así, hemos querido traerlos a la portada de 21, junto a otros temas propios de este verano intenso y excitante que promete descanso, renovación, alegría y encuentro con la vida.

Como la renovación en la dirección de 21. Es precisamente eso, la vida, y su marcha imparable. Es el tiempo que rueda sin demora ni posibilidad de indulto. El futuro se precipita. Aún sin nombre ni apellidos, llegó a las plazas españolas. Y llega igualmente a 21 augurando nuevos frutos. Desde aquí lo saludamos con esperanza y agradecidos por ese otro futuro que se ha venido haciendo presente a lo largo de los últimos veinte años.

Muchas gracias, Fernando.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies