Primeras pinceladas de las ordenaciones

Esta semana se irán sucediendo crónicas, fotos y ecos en torno a la ordenación sacerdotal de Paco Egea ss.cc. y de la diaconal de Pablo Márquez ss.cc. Desde nuestra web os ofrecemos estas primeras fotos, tomadas por Rafael Núñez Ollero. La que aparece en portada es una foto “simpática” del obispo auxiliar de Sevilla, que los ha ordenado en la mañana del 28 de septiembre, rodeado de los nuevos servidores de la comunidad cristiana con sus familias.

En una carta que muy pronto va a llegar a los religiosos, el Superior Provincial, Enrique Losada ss.cc., nos hace esta invitación: “Vivir el ministerio pastoral al estilo de Jesús es, en el fondo, el gran reto que tenemos todos los que en la Iglesia hemos sido llamados al servicio ministerial. “Yo soy el buen pastor. El buen pastor da su vida por las ovejas” (Jn 10,11)). Ahí está el horizonte fundamental en el que nos tenemos que mover”.

Dentro de este marco de invitación a acoger los desafíos del Buen Pastor y con profunda gratitud al Señor, os ofrecemos para los que no hayáis podido estar, pero sí que habéis seguido con la oración este acontecimiento, una breve reseña de las ordenaciones:

El 28 de septiembre, a las 12 h., ha tenido lugar en la Parroquia de los Sagrados Corazones de Sevilla la ordenación sacerdotal de Francisco Agustín Egea y la diaconal de Pablo Márquez, en una celebración presidida por Mons. Santiago Gómez Sierra, obispo auxiliar de Sevilla. Familiares, hermanos y hermanas venidos de diferentes puntos de España y Portugal, así como feligreses de varias de nuestras obras, especialmente de Málaga y de Sevilla, han arropado a los ordenandos en una eucaristía en la que el templo parroquial estaba a rebosar. También ha estado presente Nuria Arias, Superiora Provincial de las Hermanas, y Enrique Losada, Superior Provincial, que ha presentado a los candidatos.

En su homilía, monseñor Gómez Sierra les ha recordado que «los pastores representan a Cristo para servir al Pueblo», también ha hecho referencia a la visión del Buen Padre en el granero de La Motte y cómo los religiosos de la Congregación son fundamentalmente misioneros. Juan Manuel de Mula ss.cc. les ha revestido con la dalmática y la casulla al diácono y al nuevo sacerdote respectivamente.

Al finalizar la eucaristía, Paco Egea, en su nombre y en el de Pablo, ha dado las gracias a Dios por el regalo de la vocación y ha recordado las palabras del papa Francisco en las que manifiesta el deseo de ambos de «ser pastores con olor a oveja». La fiesta ha continuado posteriormente en el patio del Colegio San José SS.CC. donde se ha servido un ágape. Por la tarde, ha habido un torneo de futbito en honor del neopresbítero y del nuevo diácono.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies