Primera misa de Paco Egea en San Fernando

El domingo 29 de septiembre nuestro hermano Paco Egea ss.cc. ha presidido por primera vez la Eucaristía. Y lo ha hecho en la Parroquia del Buen Pastor de San Fernando, que es donde germinó su fe y, en ella, su vocación religiosa y sacerdotal.

La asamblea estaba nutrida de personas venidas de Barcelona, Jerez, Málaga, Madrid, Sevilla y también del mismo San Fernando. De entre ellos destaco al provincial Enrique Losada sscc, a Alfonso Gutiérrez –Arcipreste de San Fernando–,a Josep Menargues –director general del Colegio de Barcelona–, a Natalia Vidal de la rama secular, así como a un nutrido grupo de hermanos y hermanas SS.CC. Y en lugar destacado, cómo no, no perdieron detalle ni sus padres, Salvador y Puri, ni los demás familiares asistentes.

Antes de comenzar manifestaba que no estaba nervioso… aunque imagino que algo se removería un poco en sus entrañas. ¡Era la primera vez que iba a presidir la Eucaristía!

En seguida, y sabiendo que muchos estaban allí por él, quiso dar la centralidad al único y verdadero protagonista: El Señor. Nos invitaba a fijar nuestros ojos solo ante quien se entregó y se sigue entregando cada día hasta el extremo por nosotros. Y la asamblea así lo hizo desde la oración, la escucha activa y el canto.

La Providencia ha hecho que la lectura del domingo sea la del banquete del rico Epulón, en donde Lázaro procura saciar su hambre con las migajas sobrantes.

Pero el nuevo presbítero no quería animarnos hoy a reflexionar sobre la injusticia que hubo en ese banquete, ni siquiera en la mendicidad que, en mayor o menos medida, todos sentimos. Hoy se quería centrar en que ¡Dios no nos creo para la mendicidad, sino para que tengamos una vida en abundancia! Estamos llamados, pues, a participar de la abundancia del banquete del Reino.

Como a veces cuesta explicar en qué consiste dicha abundancia acudió a una imagen familiar para ilustrarlo. A la luz del versículo del Salmo «el Señor endereza a los que ya se doblan», se imagina a su madre por haber sufrido mucho por sus dolores de espalda… dolores que no desaparecían, pero que eran más llevaderos cuando encontraba el consuelo en la Palabra que rumiaba en el rincón de la mesa de la cocina.

En definitiva, nuestra vida en abundancia no es más que participar del banquete del Reino para que sea Él quien nos colme de los bienes que sacian nuestros anhelos más profundos.

Los momentos emotivos son subjetivos por ser personales. Para el que suscribe fueron especialmente emocionantes la acción de gracias de sus padres. Dieron gracias por su hijo, regalo de Dios, y por su vocación. Gracias, simplemente gracias. Este gracias entrecortado es difícil de expresar en palabras, pero estoy seguro que todo lector con corazón es capaz de sentir como si hubiera estado.

Paco quiso terminar dando gracias por su vocación, esa que comenzó a gestarse ante la recomendación de Poldo ss.cc. cuando se iba a estudiar a Francia: «Aprovecha para pensar tu vida en serio». Y lo hizo. Vaya si lo hizo.

Avatar
Alberto Para Martínez ss.cc.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies