P. Mateo Mateo Hernández, ss.cc. Aurelio Cayón ss.cc.

Al atardecer del viernes, día 11 de junio de 2021, solemnidad del Sagrado Corazón de Jesús, ha fallecido en Guaynabo, Puerto Rico, nuestro hermano el P. Mateo Mateo Hernández. D.e.p.

Mateo nació en Cárcar, Provincia de Navarra y Diócesis de Pamplona, el 13 de agosto de 1923 y recibió el nombre de Anastasio, que cambió por el de Mateo al entrar en la vida religiosa. Sus padres se llamaban Hilario y Felipa. Tuvo varios hermanos, ya difuntos, de los cuales tiene varios sobrinos.

A la edad de comenzar los estudios de bachillerato, ingresó en la Escuela Apostólica de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro (Burgos). De allí pasó a hacer el noviciado a El Escorial (Madrid), donde profesó como religioso de los Sagrados Corazones el 22 de agosto de 1941. Inmediatamente después de su profesión temporal, volvió a Miranda de Ebro, para hacer los estudios eclesiásticos de filosofía y teología en el Escolasticado de los Sagrados Corazones. Los años 1943 y 1944 pasa los veranos en Madrid y El Escorial, haciendo estudios de pintura. El 3 de septiembre de 1944 hizo su profesión perpetua en Miranda de Ebro, el 5 de enero de 1947 recibe la ordenación de diácono en Calahorra (La Rioja) y el 22 de marzo de 1947 es ordenado sacerdote en Burgos.

En el verano de 1947 va destinado a la comunidad de las calles Villanueva y Claudio Coello de Madrid, para trabajar como profesor en el Colegio de los Sagrados Corazones ubicado en esas calles. En 1951 es trasladado al Colegio de los Sagrados Corazones de la Calle Martín de los Heros, también en Madrid, donde solo permanecerá un curso.

En 1952 va a Torrelavega (Cantabria). Desde el principio trabaja como profesor en el Colegio de Nuestra Señora de la Paz, entonces ubicado en La Llama, entre las calles Julián Ceballos y Berta Perogordo. En mayo de 1953 es nombrado consejero local y en octubre de ese mismo año superior de la comunidad. En ese tiempo, viven en la comunidad de Torrelavega los jóvenes sacerdotes que realizan el año de pastoral. Mateo dedica también mucho tiempo a las hermanas de los Sagrados Corazones, en confesiones, conferencias, retiros, etc. En 1959 va destinado a Madrid, de nuevo al Colegio de los Sagrados Corazones de la Calle Martín de los Heros, y en 1965 regresa al Colegio de Nuestra Señora de la Paz de Torrelavega, donde estará dos años más.

En 1967 es enviado a Barcelona, a la comunidad del Pasaje de Tona, y tres años después, en 1970, cambia de comunidad, aunque no de ciudad, pasando a vivir a la comunidad de la Avenida de República Argentina. En esos años, continúa dedicándose mucho a la predicación y al apostolado en general.

A la edad de 49 años empieza su etapa de misionero fuera de España, cuando en 1972 va a Puerto Rico. En la isla caribeña ha permanecido hasta la actualidad. Su primer destino fue la ciudad de Guaynabo, donde es superior de la comunidad y párroco de la Parroquia de los Sagrados Corazones. En 1983 se traslada a Río Piedras, a la Parroquia del Santísimo Sacramento, en la que es nombrado párroco. Desde 1983 a 1986 es también superior de la comunidad. En 1987 vuelve a Guaynabo, con destino a la Parroquia de San Pedro Mártir, y un año más tarde regresa a la Parroquia de los Sagrados Corazones de la misma ciudad, donde asume de nuevo las tareas de superior de la comunidad y párroco.

Entre los años 1988 y 1992 es consejero regional de la Congregación en Puerto Rico y en 1994 es nombrado Superior Regional, cargo del que cesa en 1997, cuando Puerto Rico deja de ser región, dependiente de la Provincia de España, y pasa a ser zona dentro de la misma Provincia.

Durante todos sus años en Puerto Rico, además de las tareas parroquiales, de su actividad pastoral en el Colegio de los Sagrados Corazones y de sus servicios en la comunidad religiosa, ha desarrollado una gran labor en los medios de comunicación, con sus programas en la radio y en la televisión y la celebración de la Eucaristía televisada.

En el año 2012, cuando la comunidad de los Sagrados Corazones de Puerto Rico dejó de pertenecer a la Provincia Ibérica y paso a depender de la Viceprovincia de Colombia, Mateo eligió seguir perteneciendo a la Provincia ibérica y depender canónicamente del Superior Provincial de la Ibérica, aunque viviendo y trabajando pastoralmente en Puerto Rico, dentro del Proyecto de Vida Religiosa Apostólica de la Viceprovincia de Colombia, hoy Provincia Andina.

En los últimos años, debido a sus problemas de salud, ha vivido en el Hogar Santa Teresa Jornet de San Juan de Puerto Rico. Hasta su muerte, con 97 años, ha mantenido una lucidez y un ánimo que son admirables.

Su vida se ha caracterizado por el amor a los Sagrados Corazones y ha sido precisamente entre las fiestas del Corazón de Jesús y el Corazón de María cuando ha emprendido el camino hacia el cielo, después de su larga vida entre nosotros, primero en España y luego en Puerto Rico.

Nos unimos a nuestros hermanos de Puerto Rico, a la familia de Mateo y a todas las personas que le recuerdan con cariño en todos los lugares donde ha servido como religioso y sacerdote. Pedimos a los Sagrados Corazones que ahora viva en plenitud el amor de Dios que contempló, vivió y anunció mientras vivió entre nosotros.

Sagrados Corazones
Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información / Personalizar cookies
Privacidad