P. João de Brito de Almeida Atanasio, ss.cc. Aurelio Cayón ss.cc.

Al amanecer del jueves, 12 de enero, a las 5,10 de la mañana, en la Casa Sacerdotal de Lisboa, ha fallecido nuestro hermano João de Brito de Almeida Atanasio. D.e.p. Después de dos días con algunos problemas respiratorios, ha fallecido en paz y con total conciencia. Había cumplido cien años el pasado 18 de octubre y lo celebró con alegría y agradecimiento, acompañado por los compañeros sacerdotes y demás personal de la Casa Sacerdotal, su familia y algunos hermanos de la Provincia que pudieron desplazarse hasta Lisboa. Ha llegado a ser el decano de la Congregación.

João de Brito es el nombre que adoptó en su profesión religiosa. De nacimiento y en el bautismo recibió el de Manuel. Sus padres se llamaban Pedro y Bárbara, que tuvieron varios hijos más, una de las cuales fue religiosa dominica. João siempre disfrutaba de la cercanía de sus hermanos y sobrinos. Nació en Vide Entre Vinhas, una parroquia del municipio de Celorico da Beira, en el distrito de Guarda, Portugal.

Estudió en el Seminario Mayor de Cristo Rei dos Olivais, en Lisboa, que estaba regido por los religiosos de la Congregación de los Sagrados Corazones. El 6 de julio de 1947 fue ordenado sacerdote y se incorporó al presbiterio diocesano del Patriarcado de Lisboa. Enseguida pidió entrar en la Congregación de los Sagrados Corazones y fue a hacer el noviciado a Montgeron, Francia, donde profesó como religioso el 31 de octubre de 1948. Regresó a Portugal y tres años más tarde, el 31 de octubre de 1951, hizo su profesión perpetua en la Parroquia de Penha de França, en Lisboa.

Entre los años 1950 y 1969 estuvo en Penha de França, donde ejerció primero el servicio de coadjutor de la parroquia y a partir de 1958 de párroco. En la comunidad fue miembro del consejo local, vicario de la casa y consejero pro-provincial. En 1956 fue nombrado además director nacional de la Obra de la Entronización del Sagrado Corazón.

En 1969 fue destinado a Baltar, cerca de Oporto, donde fue superior del Seminario Menor. Ese mismo año fue reelegido miembro del Consejo de la Viceprovincia. En 1971 fue nombrado promotor vocacional.

En 1972 hace un año sabático y recibe la cruz misionera. De 1973 y a 1975 va como misionero a Mozambique, donde es nombrado párroco de Macuti, en Beira, y presta el servicio de Superior Regional durante un tiempo. En 1975 va a Holanda y regresa a Portugal.

En 1976 va destinado a la Parroquia de San João de Brito de Lisboa y en 1977 es elegido de nuevo consejero de la Viceprovincia. Ese mismo año va a San João de Talha, en el distrito de Loures, y se responsabiliza de la pastoral de Sacor y Bobadela. Entre 1981 y 1984 es Superior Viceprovincial. Al terminar este servicio, sigue en Bobadela y continúa como párroco hasta 1990. Ese año regresa a Penha de França, donde permanece como párroco hasta el año 2000 y luego como coadjutor hasta 2003.

En 2003 es destinado a la comunidad de Catujal y unos años más tarde a la de Camarate, ambas poblaciones pertenecientes a Loures, en las cercanías de Lisboa. Cuando se cerró la comunidad de Camarate, la última de la Congregación en Portugal, en atención a su edad y por la cercanía a su familia, João fue enviado a la Casa Sacerdotal de Lisboa, donde ha vivido hasta el final como sacerdote y religioso de los Sagrados Corazones.

João de Brito nos deja el recuerdo de un hermano amable y simpático, entregado a la misión como sacerdote, con especial servicialidad hacia los enfermos y personas sufrientes en el cuerpo o en el espíritu. En el acompañamiento a estas personas quiso seguir el ejemplo del P. Gregorio Verdonk, al que muchos en Lisboa tienen por santo.

La eucaristía funeral por su eterno descanso se celebra el viernes, 13 de enero, a las 10,30 de la mañana en la Capilla de la Casa Sacerdotal de Lisboa. Después, su cuerpo será incinerado y sus cenizas depositadas en la sepultura de la Congregación en el Cementerio del Alto de São João de Lisboa, en las proximidades de Penha de França, donde João ha pasado tantos años.

Damos gracias a Dios por la vida de nuestro hermano, por su entrega en la misión de la Congregación y como sacerdote, y por la vida nueva a la que ahora ha sido llamado. Que, desde la cercanía a los Sagrados Corazones, interceda por la Congregación, por la Iglesia de Portugal y por su familia y aquellos a los que sirvió.

Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información / Personalizar cookies
Privacidad