P. Isaac García Guerrero ss.cc. Aurelio Cayón ss.cc.

Al amanecer de este día primero de año, en la comunidad de los Sagrados Corazones de la Parroquia de San Marcos de Sevilla, ha fallecido el Padre Isaac García Guerrero, ss.cc., a la edad de 73 años, después de luchar durante años con la enfermedad, que le ha ido debilitando y limitando cada vez más.

Isaac nació el 23 de abril de 1947 en Arenillas de Riopisuerga (Burgos), en cuya parroquia de Santa María recibió el sacramento del bautismo. Sus padres se llamaban Fernando y María y tiene dos hermanas, Luisa y Judit.

Cuando comenzó los estudios de bachillerato, aún niño, ingresó en la Escuela Apostólica de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro (Burgos) y de allí pasó a hacer el noviciado en San Miguel del Monte (Burgos), donde profesó como religioso de los Sagrados Corazones el 8 de septiembre de 1966. A continuación, realizó los estudios eclesiásticos en el Escolasticado de los Sagrados Corazones: filosofía en San Miguel del Monte y teología en El Escorial (Madrid).

En septiembre de 1972 fue destinado a Sevilla, al Colegio San José, donde hizo su profesión perpetua el 3 de marzo de 1973 y recibió la ordenación sacerdotal el 19 de abril de 1973. En dicho colegio trabajó durante muchos años como profesor y, a partir de 1981, como director. Durante esos años fueron numerosas las iniciativas culturales que emprendió, como la Escuela de Teatro San José, el Belén viviente o numerosas representaciones teatrales.

En 1998 fue a la Parroquia de San Marcos, donde ejerció como párroco. También allí promovió la Escuela de Teatro San Marcos y el artístico Belén tradicional, que cada año recibe numerosas visitas.

En el mundo de los medios de comunicación, también ha desarrollado una gran labor. Durante años, dirigió el programa Testigos Hoy en Canal Sur Televisión. En 2007 fue nombrado Delegado de Medios de Comunicación de la Archidiócesis de Sevilla y prestó este servicio durante seis años. Entre 2011 y 2017 fue director de la Revista 21.

En el interior de la Congregación, también ha prestado numerosos servicios, como superior de comunidad, consejero provincial o coordinador provincial de pastoral juvenil y vocacional.

En septiembre de 2014 es trasladado a la Parroquia de San Víctor de Madrid, donde se le nombra párroco, pero no podrá prestar este servicio por mucho tiempo. Se le declara la enfermedad de cáncer y en 2016 regresa a Sevilla, a la comunidad de San Marcos. Allí ha recibido los cuidados sanitarios que ha ido precisando, ha sido cuidado por los hermanos y personas amigas y ha recibido el cariño de mucha gente querida. En la medida que su estado físico se lo ha permitido, ha seguido colaborando en la pastoral local hasta el final.

Nada más conocerse la noticia de su muerte, varios medios de comunicación sevillanos se han hecho eco de la misma.

Isaac ha sido un religioso inteligente, trabajador y con una gran iniciativa y creatividad, que deja numerosos amigos y discípulos en diversos ámbitos. Damos gracias a Dios por su vida y por su entrega en todo aquello que se le ha encomendado.

Su cuerpo será incinerado mañana, día 2 de enero, y sus cenizas inhumadas en el Columbario de la Parroquia de los Sagrados Corazones de Sevilla. Debido a las circunstancias especiales provocadas por la pandemia del Covid-19, estos actos se realizarán en la intimidad de su familia y hermanos de Congregación.

La próxima semana, el viernes día 8, a las 8,30 de la tarde, se celebrará la Eucaristía funeral por su eterno descanso en la Parroquia de los Sagrados Corazones de Sevilla, que contará con un aforo del 50%, de acuerdo con la normativa vigente por la pandemia.

Descansa, Isaac, en la paz del Señor y en el amor de los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

Sagrados Corazones
Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información / Personalizar cookies
Privacidad