P. Alejandro Bayón Rodríguez, ss.cc. Aurelio Cayón ss.cc.

El sábado 10 de julio, a mediodía, en el Hospital de El Escorial (Madrid), ha fallecido nuestro hermano Alejandro Bayón Rodríguez. D.e.p. El viernes empezó a encontrarse mal y, a mediodía, fue llevado a urgencias del hospital, donde quedó ingresado. Aunque tenía varios e importantes problemas de salud, su muerte ha sido sorpresiva. Tenía 85 años.

Alejandro nació el 11 de agosto de 1935 en Llamera (León), pueblo cercano a Boñar donde vivían sus abuelos y donde, siendo niño, pasó mucho tiempo con ellos. Sus padres se llamaban José y Antonia. Siempre que podía, le gustaba volver a Boñar, donde pasaba las vacaciones con su hermana María Teresa, sus familiares y sus paisanos, y revivía las tradiciones y costumbres que conoció de niño.

Muy pronto fue interno a la Escuela Apostólica de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro (Burgos). Al terminar el bachillerato, hizo el noviciado en El Escorial, donde profesó como religioso de los Sagrados Corazones el 8 de septiembre de 1954. Comenzó los estudios eclesiásticos en el Escolasticado de los Sagrados Corazones, cursando filosofía en San Miguel del Monte (Burgos) y Teología en El Escorial, donde hizo también su profesión perpetua el 8 de septiembre de 1957. Fue ordenado sacerdote en Madrid el 2 de abril de 1960.

Recién ordenado, es enviado al Colegio de los Sagrados Corazones de Madrid, en el Barrio de Argüelles. Allí trabaja como profesor, al tiempo que estudia filosofía y letras en la Universidad Complutense. En 1971 va destinado a Torrelavega (Cantabria), al Colegio de Nuestra Señora de la Paz. Además de profesor, entre 1982 y 1984, es director del colegio. En 1984 vuelve a Madrid, esta vez al Colegio Virgen de Mirasierra, para trabajar como profesor y en la pastoral. En 1995, al cerrarse la comunidad religiosa de Virgen de Mirasierra, pasa a vivir a la Parroquia de San Víctor, aunque sigue trabajando en el colegio. Entre 1996 y 1998 fue también superior de la comunidad.

El curso 1998-1999 hace un año de formación permanente, pasando la primera parte en Madrid, en la casa provincial, y la segunda en Puerto Rico. A la vuelta, paso a vivir a la comunidad de la Casa San José de El Escorial, donde ha vivido hasta hoy. Durante muchos de estos 22 años ha trabajado pastoralmente en la Capilla de Nuestra Señora de Abantos de San Lorenzo de El Escorial y en la Iglesia de los Sagrados Corazones de El Escorial. También quiso aprovechar el espacio de la antigua huerta de la casa para criar un pequeño rebaño de ovejas. También ha sido gran aficionado a los perros, especialmente pastores de la raza del mastín leonés. Cuando su salud fue mermando, ha estado cuidado en la enfermería de la casa.

Este domingo, día 11 de julio, a las 5 de la tarde, se celebra la eucaristía funeral por Alejandro en la Iglesia de los Sagrados Corazones de la Casa San José de El Escorial. El aforo estará restringido según las normas vigentes a causa de la pandemia. Después del funeral, su cuerpo será llevado a incinerar y sus cenizas inhumadas en la sepultura de la Congregación en el Cementerio de El Escorial.

Damos gracias a Dios por la vida de Alejandro, por su trabajo en los colegios por los que ha pasado y por su dedicación a la pastoral. Ahora lo ponemos en manos del Buen Pastor, para que lo conduzca a las verdes praderas y lo lleve a beber de las fuentes tranquilas de la vida nueva. Lo recordamos, unidos a su familia, a su comunidad y a quienes lo han cuidado en su enfermedad.

Sagrados Corazones
Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información / Personalizar cookies
Privacidad