Los caminos del Señor

Reflexión de Miguel Díaz Sada ss.cc. a las lecturas del 2º Domingo del tiempo de Adviento.

“Consolad, consolad a mi pueblo”. Hermosas palabras del profeta puestas en labios de Yahvé Dios para aliviar el sufrimiento de su pueblo y animarle a emprender el retorno a su tierra.

Los primeros cristianos estaban igualmente necesitados de palabras de aliento. Pasaban por dificultades y privaciones en un mundo adverso y hostil. Se demoraba demasiado la esperada y deseada intervención de Dios. El retorno de Cristo, que creían inminente, no acababa de llegar. En esa crisis de cansancio y desencanto, la carta de Pedro les invita a tener paciencia y a trabajar sin descanso; el Señor no tardará, vendrá y cumplirá su promesa de “un nuevo cielo y una nueva tierra en que habitará la justicia”.

Pasan los siglos y seguimos añorando “el nuevo cielo y la nueva tierra” que parecen alejarse cada vez más de nosotros. Atravesamos tiempos duros y difíciles: crisis económica sobre todo para los débiles, familias empobrecidas, desempleo, rupturas sociales y familiares…

Aquí y ahora, en el hoy del mundo y de la iglesia, en la situación de nuestras familias y de nuestros corazones, dejemos resonar una vez más la voz de los profetas:

Consolad, consolad a mi pueblo.

Preparad los caminos del Señor

Comienzo de la Buena Noticia de Jesús, el Hijo de Dios.

Con semejantes promesas y viniendo de quien vienen, renace la esperanza, la luz irradia en los rostros y se enardecen los corazones.

Y comenzamos a preparar los caminos por los que el Señor viene como paz para las familias, curación para los enfermos, ánimo para los abatidos y comienzo de un nuevo mundo.

Son caminos que pasan junto a las casas de los inmigrantes y enfermos, caminos de encuentro y reconciliación, que conducen directamente al portal de Belén, donde adoraremos al Salvador del mundo.

Un año más, resuena la Buena Noticia de Jesús, Hijo de Dios, que nos irá indicando el camino hacia los “nuevos cielos y la nueva tierra” que la fe y el amor nos permiten vislumbrar.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies