La homilía compartida

Luis Manuel Álvarez ss.cc. nos cuenta una práctica que realiza desde hace varios años la comunidad ss.cc. de Camarate, en Portugal.

Fernando me ha pedido que escriba algo sobre una práctica que hace años mantenemos en la Comunidad ss.cc., la de preparar juntos la homilía del domingo siguiente. Cuando llegué a Portugal fui invitado por Enrique Scheepens ss.cc. a ir a la parroquia vecina de Camarate –nosotros estábamos en Charneca- para preparar la homilía con los sacerdotes de allí. Fui y me gustó la forma como lo hacían. Pasaron los años y aunque las cosas han cambiado mucho, hemos mantenido esta costumbre.

Antes, cuando vivíamos algunos hermanos en Catujal y otros en Charneca, también conseguíamos encontrarnos para preparar la homilía. Mucho más ahora que vivimos en la misma comunidad religiosa de Camarate. El estilo es bastante libre: leemos una a una las tres lecturas del domingo y después las comentamos una a una también. Los “comentarios” son de varios estilos: hay quien busca el contexto bíblico y exegético del texto. Hay quien aborda más un punto de vista espiritual. Los hay que son más “prácticos”, y, por fin, quien consigue sintetizar más fácilmente. Todos conocemos la fuerza de la Palabra y el compartirla nos enriquece sobremanera. Es claro que, después, cada uno elabora su propia homilía. Pero el escucharnos unos a otros nos hace descubrir lo que, ciertamente, no conseguiríamos haciéndolo solos. El tiempo que dedicamos a esto no es largo: una hora antes de la comida de los jueves.

Dedicar este tiempo común a la preparación de la homilía refuerza, sin duda, los lazos pastorales y nos hace conocernos unos a otros también en el sentido de un pastoreo compartido.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies