Jesús busca colaboradores

Comentario al Evangelio del XIV Domingo del Tiempo Ordinario, de la mano de Miguel Díaz Sada ss.cc.

La mies es abundante también en nuestro tiempo; el mundo es un inmenso campo sediento de buenas noticias de paz y de fraternidad.

Pero ¿dónde están los mensajeros de la paz? ¿Dónde los enviados de Jesús a prolongar su misma misión y con sus mismas armas?

Jesús llama al seguimiento y a la misión. En los 72 discípulos estamos incluidos todos nosotros; no solo los sacerdotes, las religiosas o catequistas. Donde hay un cristiano hay un enviado de Jesús y un mensajero de la paz.

¿Cuál no sería la fuerza del evangelio de Jesús si todos y cada uno de los creyentes y discípulos de Jesús comprendiéramos nuestra fe como don y tarea, como “estar con Jesús” y “ser enviados por Jesús? ¿Cuál no sería la fuerza del evangelio si los 1.181 millones de católicos, más los cristianos no católicos, fuéramos “colaboradores” de Jesús en la tarea de la Evangelización?

Ser testigo y evangelizador no es algo añadido a nuestra condición de cristianos. Es su misma definición. La fe no es un tesoro recibido para mi propia salvación sino un don a compartir y transmitir. Al cristiano frecuentemente se le describe como la persona que cree unas verdades y observa unas prácticas y mandamientos para salvarse.

No es precisamente ésta la descripción que encontramos hoy en el evangelio.

Evangelizar no quiere decir predicar o hablar a tiempo y a destiempo de Dios o de la iglesia. Nuestro mundo es más sensible al testimonio que a la palabra. Evangelizar es hacer presente el paso de Jesús entre nosotros, siendo, como El, buena noticia para el que sufre, consuelo para el triste, esperanza para quien no ve sentido a la vida.

Hoy, todos los cristianos, representados en los 72 discípulos, somos enviados por Jesús a anunciar el evangelio de la paz, con la promesa de que el Reino de Dios está cerca, muy cerca de nosotros. Cuanto más “ligeros de equipaje”, vayamos por la vida, mejor para nosotros, para la iglesia y para el Reino de justicia y de paz.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies