Jesucristo, el único mediador

Antonio Oviedo ss.cc. nos recomienda el libro “Jesucristo, el único mediador. Ensayo sobre la redención y la salvación”, Tomo 1, de B. Sesboüe, editado por el Secretariado Trinitario en 2010.

La obra que recomiendo es la primera parte del estudio que el conocido teólogo francés lleva a cabo sobre el misterio de la redención. Una segunda parte, a punto de aparecer entre nosotros, propondrá su esbozo personal de una interpretación de esta doctrina central de nuestra fe.

En este primer tomo, Sesboüé comienza exponiendo el malestar que causa en nuestra cultura actual el concepto mismo de salvación-redención. A continuación describe la historia y la supervivencia actual de las teorías que presentaban a un Dios demandador de justicia y a un Hijo que satisface esa exigencia. En el cuerpo de la obra desarrolla una historia de la doctrina de la salvación, más allá de perversiones y reduccionismos del misterio. El autor pasa revista a la gran riqueza de palabras clave que, en la Biblia y en la tradición de la Iglesia, describen la acción salvadora. Así, desde el lado de Dios, revelación, redención, liberación, divinización; desde el lado del hombre, sacrificio, expiación, propiciación, satisfacción, solidaridad. Como síntesis, reconciliación.

El teólogo francés aúna el rigor teológico con la claridad expositiva; igualmente el libro abunda, sin excederse, en llamadas al corazón del lector creyente. Una vez más, la buena teología lleva a una espiritualidad más honda y fundamentada.

Como religiosos de los Sagrados Corazones reviste un particular interés el capítulo once (“Expiación de amor”), sobre todo a partir de la página 400.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies