In memoriam

Ofrecemos la crónica que ha realizado Carlos Barahona ss.cc. de la misa córpore insepulto de nuestro hermano Francisco Javier Jiménez Lizán ss.cc., con imágenes de la ceremonia. También, más abajo, en formato PDF publicamos una carta de Lilian Bordón del Puerto ss.cc., Superiora Provincial de Paraguay-Bolivia, y de José Ramón Torre Marín ss.cc., Superior Regional de Paraguay, que recoge muy bien lo que ha sido la trayectoria de nuestro hermano en Paraguay. Por último, podéis visionar un vídeo que han preparado sobre Javier en Paraguay.

Si el entierro hubiera tenido lugar en Paraguay, habría sido multitudinario. En la iglesia de los SS.CC. de Madrid estaba llena la capilla del Santísimo. Quince concelebrantes y numerosos hermanas y hermanos hemos dicho adiós a Paco, para otros Javier y para muchísimos paraguayos paí. También han asistido sus hermanos y primos. Hemos dado gracias a Dios por su vida, por su dedicación y por su testimonio cristiano. Javier ha sido un auténtico discípulo de Jesús, que se consagró en cuerpo y alma al servicio del pueblo de Dios, en especial de la Iglesia que peregrina en Paraguay, durante 43 años. Vivió su pascua el jueves 8 de noviembre hacia las 20 h. aquí en Madrid.

Había vuelto de Paraguay hace meses, ya atacado por el cáncer. Ha luchado contra la enfermedad con entereza y fortaleza de ánimo, muy consciente de su desarrollo rápido. Hablaba del proceso con toda claridad y sabía que se iba acercando inexorablemente a su fin, con toda su confianza puesta en su salvador Jesucristo. Sobre su ataúd ha colocado la estola Joaquín Garre, que estuvo en Paraguay, y el libro de la Palabra de Dios, su hermano mayor, presbítero de la archidiócesis de Pamplona, ambos símbolos de su ministerio. Además de un ejemplar de la Regla de Vida SS.CC., expresión de su pertenencia a la Congregación, depositado por José María Pascual, que también trabajó en el país guaraní.

Terminada la ceremonia los restos del paí han sido llevados al crematorio del cementerio de la Almudena. Sus cenizas quedarán en el panteón de la Congregación de ese cementerio, y otra parte en el de su pueblo, Olite. Confiamos en que intercederá por todos, en especial por sus queridos paraguayos, ante el Señor, a cuya mesa festiva ya se ha sentado.

CARTA_Lilian_y_Jose_Ramon.pdf

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies