Filipinas, «el día después»

«Desde Manila, unos 700 kilómetros al norte de la tragedia, nosotros los SSCC, hermanos y hermanas, no hemos sido afectados por el tifón, pero acompañamos toda esta situación con el corazón apretado, como tantos otros. Vamos orando cada día en la compasión y en el afecto, disponibles para hacer lo que se pueda, junto a toda la Iglesia filipina que en estos días se ha puesto de pie, vigilante y solidaria». Así nos lo cuenta Enrique Moreno Laval ss.cc. desde allí.

Puedes leer la información completa en:

http://araw-araw-sscc.blogspot.com.es/

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies