Fiesta de Nuestra Señora de la Paz Aurelio Cayón ss.cc.

El día 9 de julio celebramos la fiesta de Nuestra Señora, Reina de la Paz, patrona de los misioneros de los Sagrados Corazones. María nos acompaña en la misión a la que nos envía su Hijo, para que llevemos la buena noticia allá donde vayamos.

La imagen de la Virgen de la Paz, lleva en sus brazos a su Hijo Jesús, el “Príncipe de la Paz” anunciado por los profetas (Is 9, 5). María es la Reina de la Paz desde el momento en que dice ante el ángel “hágase en mí según tu palabra” (Lc 1, 38) y acoge al Hijo de Dios en su seno y en su vida. María nos muestra a su Hijo, que se nos propone como modelo de vida para alcanzar la verdadera paz.

En un mundo como el nuestro, donde la paz está amenazada y agredida por la guerra, la violencia y la injusticia, pedimos a Nuestra Señora de la Paz que no deje de mostrarnos a su Hijo, para que acojamos su evangelio y lo ofrezcamos como camino hacia la paz sin límites, que se basa en la justicia, el amor y el perdón. Que ella nos enseñe a vivir la bienaventuranza que dice “dichosos los que trabajan por la paz, porque ellos se llamarán hijos de Dios” (Mt 5, 9).

En este día rezamos por aquellos lugares del mundo donde la paz está más amenazada y por todas las personas que sufren el azote de la guerra y cualquier tipo de violencia. Al mismo tiempo, nos comprometemos a cuidar las actitudes que construyen la paz y que encontramos en el Corazón de Jesús, el Príncipe de la Paz, y en el Corazón de su Madre, la Reina de la Paz.

¡Feliz día de nuestra Señora de la Paz!

Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información / Personalizar cookies
Privacidad