Excursión de la Parroquia de los SS.CC. de Madrid a Burgos

Hace unos días un grupo de parroquianos de los Sagrados Corazones de Madrid hicieron una excursión a Burgos. Nos lo cuenta su párroco, Osvaldo Aparicio ss.cc.

Muy buen ambiente, lleno de confianza. Los participantes (50) quedaron contentos y con ganas de repetir (¡no a Burgos, naturalmente!) en el otoño próximo antes de que se echen los fríos. ¿Dónde? La Permanente del Consejo Pastoral lo estudiará. Los hay que desearían peregrinar a Tierra Santa. Demasiado ambicioso. La experiencia nos enseña que la parroquia no da para tanto, ya que resulta más que difícil conseguir una excursión de dos días.

Volviendo a Burgos, hay que decir que la Cartuja de Miraflores maravilló a todos. San Bruno, fundador de los cartujos, nos recibe al entrar en la iglesia. Resulta cierto el dicho de que su imagen no habla porque es cartujo. El retablo de Gil de Siloé, deslumbrante; otro tanto hay que decir del mausoleo de Juan II de Castilla e Isabel de Portugal, pura obra de orfebrería.

La catedral, limpia y reluciente por dentro y por fuera, brilla en toda su grandeza. Sobre el Museo de la Evolución Humana, obra moderna de fachada en cristal y enclavada en el centro de la ciudad, hubo opiniones para todos los gustos.

La ciudad de Burgos está muy cuidada y resulta atractiva. Hubo tiempo para pasear, que no pocos aprovecharon para proveerse de las afamadas morcillas burgalesas.

¡Gracias por participar! ¡Hasta la próxima!

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies