Eucaristía para despedir a Fernando Bueno ss.cc. en Madrid Sagrados Corazones

Con la llegada del verano se van sucediendo las despedidas posteriores a conocer las obediencias para el próximo curso. Es el caso de Fernando Bueno ss.cc., que tras 10 años en la comunidad del Colegio Sagrados Corazones (Madrid) partirá hacia Sevilla donde comenzará su recién encomendada misión.

Son varias las despedidas que han realizado en el Colegio de la calle Martín de los Heros para despedirlo y dar gracias por su vida y testimonio de fe. Recogemos aquí algunos testimonios expresados durante la celebración de la eucaristía el pasado 11 de julio de 2021, a la que asistieron el coro y familias, así como agentes de pastoral. Tras la misa pudieron disfrutar de un picnic en la azotea de la comunidad religiosa.

TESTIMONIO DE SUSANA

Con esta celebración hemos sorprendido un poco a Fernando, porque él pensaba que venía a celebrar una misa más de 8h de la tarde de domingo, pero en realidad le hemos preparado una celebración para dar gracias por su paso por el colegio y la iglesia de los Sagrados Corazones de Martín de los Heros. Han sido 10 años muy intensos, llenos de vida y entrega, amor y servicio. Como él dice en su perfil, “quien no vive para servir, no sirve para vivir”. Por él queremos dar gracias a Dios y a María nuestra Madre.

Gracias Padre porque nos has regalado 10 años maravillosos del religioso y sacerdote, del joven estudiante y profesor, del evangelizador y médico, del niño que nunca dejará de ser y que un día, para sorpresa de sus padres, dijo sí como María, para ponerse al servicio de los necesitados, hacer tu voluntad y construir el Reino.

Te damos gracias porque Fernando ha tenido siempre palabras y frases que nos han despertado, animado, aterrizado, ayudado a profundizar y conocernos, nos han energizado, hecho reír y ponernos en marcha hacia Ti.  Cuántas veces, por ejemplo, preparando las comuniones te hemos oído saludar diciendo: “Hola familia, como sois unos máquinas… os voy a encargar una cosilla fácil”.

ACCIÓN DE GRACIAS DE UN JOVEN

Gracias Padre por la generosidad de Fernando, se ha entregado sin medida a niños, jóvenes y familias. Dentro del colegio como profesor y tutor, en la pastoral organizando, ordenando, emprendiendo por ejemplo los grupos de post-comunión que no existían, motivando y evangelizando a cualquier hora del día y de la noche. Los jóvenes, por ejemplo, han sido terreno de misión prioritaria. Cuando pasamos por nuestras crisis y necesitamos a alguien, no siempre lo hacemos en horario laboral, más bien en fines de semana o por la noche. Y él, ha sabido hablar nuestro lenguaje, comprender nuestra realidad, adaptarse a nuestros momentos y darnos el Amor que nos faltaba, que no era otro que el tuyo Padre. Y te damos gracias por ello.

EXPERIENCIA DE UNA MADRE

Las familias también, en sus diferentes circunstancias vitales, han encontrado un acompañamiento para encontrarse con Cristo Eucaristía. Testimonios hay unos cuantos, como el de una madre que describe un momento en su vida en el que se sentía perdida, sin luz que la guiara, con la fe maltrecha, y en Fernando encontró una sonrisa, una mano tendida, comprensión, oídos abiertos y un lugar donde Jesús, que no se había ido de su vida, seguía esperando, y la acogió. Te damos gracias Padre por la plenitud en el papel de mediador que asume Fernando como religioso y sacerdote, permitiendo que seas tú quien ilumine los momentos de oscuridad de tantas personas, muchos padres o madres de familia.

DESDE EL CORO DE LA IGLESIA 

Fernando siempre ha hablado y contado públicamente el pilar que ha sido en su vida el voluntariado en Regina Mundi de Sevilla, la institución benéfica del Sagrado Corazón en la que aprendió la “lógica ilógica de Dios” según sus palabras. Y la trajo aquí a Madrid, y montó con los jóvenes Calor y Café, el momento semanal para estar con los marginados de las calles de Madrid, repartiendo comida y bebida caliente, sobre todo en invierno, y un rato de charla para calentar el espíritu y el corazón. Te damos gracias por su compromiso y devoción con los desfavorecidos de la sociedad.

Aunque de devoción, la verdad es que habría que hablar más de la de su madre Amparo por la Virgen de Chandavila, Nuestra Señora de los Dolores de Chandavila, cuyo santuario está en un pueblecito extremeño, al que la joven Amparo llevó a su hijo Fernando siendo muy pequeño porque los médicos le habían pronosticado una futura ceguera por un deterioro del nervio óptico. La fe de Amparo la hizo poner en manos de la Virgen a su hijo, y hoy no solo no ha perdido la vista sino que mejora de revisión en revisión.

Gracias Madre por cuidar de él, protegerle y llevarle en tu corazón para acercarlo a Jesús y engrandecer la obra de Dios cada día de su vida. Así hará también, o al menos lo deseamos, en Sevilla, su próxima parada en el camino. Gracias Madre.

Te encomendamos también a tu hijo Felipe, que regresa el martes a Calculta para continuar con su misión evangelizadora y al servicio de los más pobres, siguiendo el ejemplo de San Damián. Gracias por el año que ha pasado con nosotros y su entrega a esta comunidad educativa, familiar y religiosa.

 

Sagrados Corazones
Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información / Personalizar cookies
Privacidad