Encuentro en El Escorial de la II etapa

Éramos treinta y cinco participantes. De ellos dieciocho hermanas. Estábamos citados el jueves 8 de marzo a las 18h. Media hora después comenzaba la primera actividad: una interesante película sueco finlandesa del director Klaus Härö: Postia pappi Jaakobille (2009) o Cartas al padre Jacob. Ya se sabe que el cine escandinavo es denso, lento, y requiere ser visto con suma atención. El padre Jacob es un anciano pastor rural luterano ciego que responde a todas las cartas que le envían. Así ayuda a multitud de personas y además reza por ellas. Una ex presidiaria, condenada por asesinato a doce años, acepta con desgana trabajar como asistente del pastor. Poco a poco el trato con Jacob, de austera y sacrificada religiosidad, irá cambiando a la mujer, ruda, endurecida, cínica y sin ilusión por la vida.

Los espectadores apreciaron los sutiles matices dramáticos y morales de los personajes, la emotividad de las secuencias y su sinceridad. También descubrieron el simbolismo que encierra esta pequeña gran obra (74 minutos): el anciano pastor y su destartalado y vacío templo son un epítome de la Iglesia del norte de Europa. A través del realismo y de la autenticidad de los personajes, Härö exalta la caridad, la alegría del arrepentimiento, el perdón, la fe, la oración, la dirección espiritual y la gracia.

El viernes la oración era a las 10h., tras el desayuno. Horario confortable. Nada de grandes esfuerzos. Se trata de reflexionar, convivir y rezar relajadamente. Luego nos volvieron a presentar someramente el documento enviado con anterioridad. Se trata de una síntesis de los contenidos del Seminario Teológico de las USG y UISG tenido en Roma en febrero de 2011. Su título: “Teología de la vida consagrada (VC) y significatividad de la vida consagrada apostólica (VCA)”.

Julio García y Paloma Eiriz nos propusieron una primera reunión de grupos, constituidos de modo aleatorio, en torno a dos preguntas: en qué nos reconocemos de lo que se dice en la primera parte del documento y qué ha influido positivamente en nuestra VCA. Los intercambios fueron interesantes. Tras el descanso y el refrigerio, otra vez a los grupos para hablar de nuestras resistencias en este momento de la vida y en segundo lugar de lo que nos puede ayudar a tener mayor significatividad y a potenciar nuestra identidad. Recogido todo por los secretarios, fue puesto en común a primera hora de la tarde, esto es a las 17h00.

Tras haber tratado esas cuestiones de índole más global, llegó el momento de concretar centrándonos en los capítulos generales. Rosa Ceballos explicó el sentido del lema del de las hermanas: “Necesarias para el Corazón de Dios”. Son palabras de la Buena Madre al Buen Padre en un mensaje del 3 de febrero de 1802. Para qué necesita Dios la Congregación hoy será la pregunta a responder por la asamblea capitular, lo que equivale a plantearse “la misión de la Congregación en el mundo de hoy”, que es el tema central.

Por parte de la rama masculina habló Antonio Vega. El capítulo también se vertebra sobre la misión de nuestra familia hoy. El lema “Buena cosa es la sal…” le resultó chocante cuando lo conoció, hasta el punto de que es excusó de encargarse de la ponencia. No le aceptaron la excusa y se puso a reflexionar allá en la ribera del espléndido Mar de la Paja. Como esa frase de la versión evangélica de Marcos (9, 49-50) alude a un contexto sacrificial, decidió aportarnos una reflexión bíblica al respecto. Después la asamblea reaccionó ante lo expuesto por ambos ponentes.

La labor de la jornada concluyó con la celebración eucarística presidida por Manuel García. Dado que el 8 de los corrientes fue el Día Internacional de la Mujer, Manolo pidió dos hermanas voluntarias para que se sentaran delante a su derecha y a su izquierda como “diaconisas”. Así se hizo.

El sábado 10 el horario era similar. Tras la alabanza matutina, la asamblea volvió a hablar de los próximos capítulos generales. Acto seguido se nos propuso para concluir el encuentro reflexionar personalmente, en vistas a compartirlo después, sobre cuatro preguntas: primeramente sobre aquello que nos parece menos “sabroso” en esta etapa de nuestra VRA. En segundo lugar, pensando en las generaciones de hermanas y hermanos que nos siguen, qué es lo menos sabroso y significativo para ellos porque no les sirve de referencia. La tercera ¿para qué y para quién seríamos verdaderamente necesarios hoy, en este momento de la historia y esta situación de la Iglesia? Por último qué deberíamos aportar principalmente al mundo, a la Iglesia, a la generación ss.cc. que nos sigue, en vistas a ser más útiles. Las actas, cuando se publiquen, dejarán constancia de las aportaciones interesantes que se hicieron.

Al descanso, con foto de familia incluida a cargo de Eva Pizarro –responsable en ese turno de la acogida en la recepción– armada con tres o cuatro cámaras, siguió la evaluación. Se agradeció el buen hacer de Paloma y Julio, y se mostró la satisfacción y el contento de los participantes. Algunos mostraron su preferencia por que los ponentes sean compañeras o compañeros nuestros. Se destacó la riqueza de lo hablado en los grupos, a pesar de las sensibilidades distintas, de la ayuda para centrarse del film del primer día, del tiempo disponible para convivir –aunque hubo quien quería más–, de la liturgia cuidada. Y se dio las gracias a todas las que se han ocupado de nosotros secundando al director de la casa. Hasta su estética se agradeció.

A continuación se fijó la fecha y el lugar del encuentro del año próximo: del viernes 8 por la tarde al domingo 10, tras la comida, de marzo de 2013, en la casa de San Lorenzo de El Escorial. Los temas sugeridos fueron el postcapítulo, el sínodo de octubre sobre la Nueva Evangelización, la ayuda para conocer mejor nuestra sociedad. Se recomendó volver a empezar con una película, contar con algún experto en medios, o con alguno de la generación ss.cc. que nos sigue.

El punto final fue la adoración de casi una hora preparada por Aurora Goitia y la comida fraterna, celebrando también el cumpleaños de José Antonio del Río del día siguiente. Desde estas páginas le repetimos nuestros deseos de felicidad.

Avatar
Carlos Barahona ss.cc.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies