Emergencia en India Fefe Lazcano ss.cc.

En las últimas semanas todos nos hemos aterrado y alarmado con las noticias provenientes de la India. Allí la “segunda ola” de la pandemia del Covid está causando estragos. Sabemos que los números oficiales distan mucho de lo que pueda ser la realidad. Son millones de personas sufriendo directamente la enfermedad o las consecuencias de ella en distintos ámbitos. Un mar de sufrimientos.

En medio de todo ello, el DSDI está poniendo de su parte las gotas de alivio que le son posible. Al igual que hizo en el inicio de la pandemia en India, ahora está organizándose para llevar ayudas a esos grupos sociales más abandonados de la sociedad india. Las colonias de enfermos de lepra a las que el DSDI regularmente atiende se encuentra particularmente afectadas por la pandemia. Los barrios de chabolas de emigrantes, de los alrededores de las ciudades de Bhubaneswar y Cuttack están viendo cómo no hay manera de encontrar trabajo ni obtener un ingreso para la comida de cada día. La atención a los afectados por el Covid se hace prácticamente imposible.

El DSDI ha hecho un trabajo de valoración de la situación en las 7 colonias de enfermos de lepra, en dos amplias zonas de chabolas alrededor de la capital y también en diversas aldeas cercanas a ciudad y en otras de la zona montañosa del interior del estado de Odisha. Ha elaborado un plan de acción integral para atender a las necesidades inmediatas de estos grupos marginales y también a las que van a darse en los próximos meses, ya que las consecuencias de la pandemia van a perdurar por largo tiempo. Se pretende concienciar sobre los aspectos preventivos, protectores y paliativos de la pandemia.

Se van a distribuir productos alimenticios para las familias y comida para bebés; jabón, jabón de manos, desinfectantes, toallitas húmedas y mascarillas, mostrando su importancia y su uso adecuado; se va a realizar un servicio de desinfección y limpieza en las aldeas de chabolas. Igualmente se quieren organizar “campos” de salud mental para abordar la medicación básica para enfermedades comunes y la atención a las enfermedades mentales derivadas de estas situaciones estresantes. Un grupo particularmente vulnerable, el de mujeres embarazadas, madres lactantes y lactantes será atendido en sus propias casas en la medida de lo posible. Igualmente se quiere mantener la atención a los niños, con los centros de apoyo escolar.

Para poder llevar a cabo este plan de acción, el DSDI necesita ayuda económica. Se está usando para esta emergencia dinero que inicialmente estaban destinados a otros proyectos, con la confianza que se recibirá generosa ayuda.

Por otra parte, la Congregación de los SSCC también va a actuar en la ciudad de Calcuta. En colaboración con las religiosas de Loreto (Instituto de la Bienaventurada Virgen María, IBVM, “las irlandesas”) se está organizando una ayuda de alimentos a niños y familias de la zona centro de la ciudad. Es una medida que aliviará temporalmente la situación de un buen número de niños, muchos de ellos “niños de la calle”.

¿Cómo colaborar? Por supuesto con la ayuda económica. Pero también con la oración y el apoyo a tanta gente que está mostrando una generosidad ejemplar en estos momentos tan difíciles. Necesitamos tomar conciencia de importancia de una solución global a la pandemia.

El pasado 10 de mayo celebramos la memoria de san Damián de Molokai. En él encontramos una fuente de inspiración y una intercesión para que nuestra sensibilidad para con los últimos sea cada día mayor.

¡Muchas gracias a todos!

 

 

Sagrados Corazones
Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información / Personalizar cookies
Privacidad