«El Muro»

Ha llegado a nuestra redacción la revista anual que edita el Colegio de los SS.CC. de Miranda de Ebro, «El Muro». Destaca un variado contenido y la participación de la Comunidad Educativa. Traemos aquí un artículo sobre S. Damián de Molokai de Luis López ss.cc.

DAMIÁN, en dos detalles

Primer detalle.

El santoral cristiano celebra la fiesta de los santos el día de su muerte, como paso a una vida definitiva y mejor. Pero en todo hay excepciones, y una de ellas es la de nuestro padre Damián.

Murió el 14 de abril de 1889, pero desde su beatificación en 1995 se celebra su fiesta el 10 de mayo. Es la fecha en la que voluntariamente se ofreció para ir a la isla de Molokai.

Fue un detalle de Juan Pablo II para las islas Hawai y en concreto para Molokai el conceder que se celebrara ese día su fiesta. Y no deja de ser una paradoja celebrar la vida definitiva no al ir al cielo, sino al ir a Molokai, la isla maldita, el infierno viviente. Es la paradoja cristiana que celebramos en la Pascua: el paso de la muerte (por la muerte) a la vida.

Segundo detalle.

Nuestro Colectivo Teatral Sagrados Corazones ha puesto recientemente en escena, con gran éxito, el musical “El extraño caso del Dr. Jekyll y mister Hyde”, de Robert Louis Stevenson, autor, entre otras muchas publicaciones, de “La isla del tesoro”.

Stevenson, unos meses después de la muerte del padre Damián, .publicó un artículo en el Sydney Morning Herald el 25 de febrero de 1890: “Father Damien: an open letter to the Rev. Dr. Hyde of Honolulu”.

Este Dr. Hyde no es el personaje atormentado por el desdoblamiento de su personalidad, protagonista de la obra citada, sino un misionero presbiteriano que denigró públicamente al Padre Damián.

Stevenson, que había visitado pocos meses antes la isla sale en su defensa con este testimonio: “En mi diario hablo de mi estancia (en Molokai) como una experiencia trituradora. El padre Damián con toda su debilidad, esencialmente heroico y vivo, con toda honestidad, generosidad y regocijo… su papel fue, mediante un acto de impactante martirio, apuntar los ojos de todos los hombres hacia ese desconcertado país… si alguna vez un hombre trajo reformas y murió por traerlas, ése fue él “.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies