El IBI

Columna trimestral de Nacho Moreno ss.cc., en la revista 21 del mes de julio.

Andaba yo en lo cotidiano y leo exigencias para que la Iglesia Católica pague el impuesto de bienes inmuebles del que está exenta. Quede claro, la Iglesia hace lo que le manda la ley, siempre. Se aduce que la Iglesia debe ser solidaria en esta época de crisis. ¿No lo es?

Conozco bien a numerosos curas que celebran el culto para ricos y pobres. En la Iglesia no se pregunta a nadie si tiene mucho o poco, si viste caro o barato, si pesa mucho o está delgadito. Será de los únicos sitios. De éstos conozco a bastantes que están en proyectos atendiendo enfermos de VIH, otros en las cárceles, otros muchos en hospitales viendo cómo la gente se muere y nadie les consuela. ¿Tienen que pagar?

Conozco a monjas de más de 75 años yendo a comedores a remover el cocido que se comen montones de indigentes, sin hogar y callejeros a los que nadie más hace caso. ¿Tienen que pagar? Conozco a bastantes cristianos que están en hospitales de San Juan de Dios o de los Camilos atendiendo a personas en unidades de cuidados paliativos, llevando un poco de humanidad a las familias. ¿Tienen que pagar?

Conozco cristianas que van a lavar enfermos pobres y abandonados en lugares como el Cottolengo, o en Regina Mundi o en tantos otros hogares. Gente pobre, con enfermedades y disfunciones tremendas. ¿Tienen que pagar? Podría seguir, pero da igual. Ellos no los conocen. Para ponernos al hilo del pensamiento, vaya algo de los 70 en plan canción: maldito el asesino de ilusiones. Malditos seáis los que vais dando lecciones de solidaridad sentados en una silla y desparramando el culo. A lo mejor hay que pagar el IBI, la ley lo dirá. Pero malditos seáis. Dejaos ya de ladridos trasnochados y haced algo por alguien. Como todos los que he dicho.

Y ahora sigo en lo cotidiano, procurando escuchar a la cabeza española que piensa, porque las otras nueve de diez embisten.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies