Despedida de Pedro Gordillo en S. Fernando

El domingo, 4 de septiembre, en la misa de 12 se despidió nuestro hermano Pedro Gordillo ss.cc. de la comunidad parroquial del Buen Pastor. El templo estaba literalmente lleno, con muchas personas que se quedaron en la puerta. Los niños delante, sentados en cojines en el suelo. En primera fila, la familia de Pedro.

“¡Qué bueno es Dios! Tanto tiempo pensando que yo tenía que esforzarme en buscarle y seguirle y resulta que desde hace muchísimo él no me había dejado ni un segundo a solas”. Con estas palabras de la homilía, Pedro hacía un balance agradecido de lo que han supuesto sus seis años de servicio en San Fernando. Recordó a los niños del Hogar y de Juego de niños, a los jóvenes, adultos, a sus alumnos y compañeros del instituto, a sus hermanos y hermanas de la Congregación. Y finalizó con estas palabras: “Decía la segunda lectura: ‘No debías nada más que amor’… Señor, ¿cuánto amor se puede deber? Yo le debo un montón por tantísimo como he recibido. Y se cumple, una y mil veces, lo que ponía en la tarjeta de mi ordenación: ‘Tanto como van a ver los hombres en ti, no puede salir de ti’. Gracias, Señor”.

En las peticiones se recordó a Yolanda de Gregorio ss.cc. y a María García Olloqui ss.cc., que ya están en su nueva comunidad del Colegio Paraíso SS.CC., de Madrid. El padrenuestro lo rezamos todos juntos formando una gran cadena. Y, tras la comunión, a Pedro se le entregó un regalo en nombre de toda la parroquia relacionado con las nuevas tecnologías, que recibió emocionado. Luego, Damiano fue presentado a la asamblea. En ese momento los jóvenes empezaron a cantarle y a aplaudirle. Para finalizar, todos al suelo, incluidos los celebrantes, para ver un montaje de nueve minutos, que han elaborado los profesores del instituto sobre diferentes dimensiones del ministerio de Pedro, algunas fotos muy divertidas y otras entrañables. Un reportaje para hacer memoria.

Y, para terminar, a cantar y bailar la canción que tanto gusta a los niños: “Si en verdad Dios te ama da las palmas…”. Luego, en los salones parroquiales y en el patio pudimos compartir un variado aperitivo. Toda la parroquia se ha volcado con la despedida de Pedro. El broche de oro lo puso un grupo de jóvenes que le ha dedicado un pasodoble con mucho arte. “¡Qué bueno es Dios!”.

Avatar
Fernando Cordero ss.cc.


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies