De la correspondencia de la Buena Madre

En este día en que celebramos a la Buena Madre, Fundadora de los Sagrados Corazones, traemos a nuestra web una de sus cartas, con fecha 19 de enero de 1803, a la comunidad de Poitiers.

He recibido, mis muy buenas hermanas, con mucha satisfacción, el nuevo asentimiento de todos sus sentimientos, yo quisiera poder ofrecer a cada una de ustedes en particular una débil idea de la sinceridad, y de la solidez de los míos para con ella. La posición en que yo me encuentro no me permite obrar así reciban pues todas en general la sencilla y tierna expresión de los deseos bien entendidos que tengo para con todas ustedes…, su perfección y su gozo, eso es lo que mi corazón desea y sobre todo la necesidad que tiene, nosotras estamos todas bien y hablamos a menudo de ustedes, de tal manera que las buenas hermanas que tenemos aquí… y que no las han visto jamás, ya las conocen y las aman casi tanto como nosotras, adiós mis buenas y tiernas amigas perdónenme todos los pequeños disgustos que haya podido causarles olviden incluso el recuerdo de ellos si es posible, para que sólo recuerden los tiernos sentimientos que yo tengo para con ustedes, tanto en la vida como en la muerte, me recomiendo sus oraciones adiós una vez más mi pobre corazón se angustia, las lágrimas corren y me veo obligada a terminar.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies