Dança Antonio Roda: «La vida es siempre una experiencia de encuentro con el otro» Nacho Moreno ss.cc. y Joaquín Garre ss.cc.

Dança es un joven mozambiqueño, que está en la casa de Mikondo de Kinshasa acabando ya su formación, ya como acólito y preparando sus votos perpetuos. En su viaje a Kinshasa, Nacho Moreno y Joaquín Garre han hablado con él. 

Cuéntanos quién eres

Respondo por el nombre de Dança, de nacionalidad mozambiqueña, vengo de la provincia de Sofala (en la parte central del país), distrito de Marromeu. Conocí la Congregación en 2007 y fui aspirante en 2011 y entré en ella en 2012. El 2013 empecé mi postulantado. Fui evolucionando con normalidad como futuro hermano de la congregación. En 2017 hice el noviciado, haciendo los votos temporales en 2018, en enero. 

Mi experiencia como religioso de los SS.CC. empieza como algo familiar, siento ese espíritu de familia, en que no hay exclusión, vivimos todos como hermanos. Aunque yo sea extranjero me adapté con mucha facilidad por que me empeñé con todas las fuerzas en el aprendizaje de la lengua; el francés y el lingala. Esto me facilitó entrar en contacto con el pueblo congolés.

¿Cuál es tu experiencia de Congo? ¿Cuál es tu primera impresión al llegar a este país?

Mi impresión, como religioso en Congo, es que yo llego con otra noción distinta del país. Pacífico, un pueblo idéntico al mío… tenemos aspectos comunes, por ejemplo, en lo que se refiere a la violencia de la guerra. En Mozambique tenemos también esta violencia en el norte y en el centro del país. Aquí también, en la zona Este. Hasta hoy la población está sufriendo. Igualmente, lo que hace referencia a la pobreza porque estamos viviendo en África.

¿Qué esperanza crees que tiene tu país para el futuro? 

Mi país tiene un problema político que no sabe o no quiere resolver los problemas que asolan la zona centro y el norte del país. La esperanza es que esto se empiece a solucionar. Es verdad que, después de la guerra de civil, hasta hoy, las personas todavía viven la guerra. Entonces, social, psicológica y moralmente las personas se sienten abandonadas. Necesitan de un acompañamiento de proximidad por parte de los evangelizadores. 

¿Qué podría ofrecer la Congregación en Mozambique?

Sobre todo, educación escolar de los jóvenes que no tienen medios y posibilidades de poder estudiar. Que estos jóvenes sean capaces de asumir, mañana, con toda la responsabilidad, su día a día. La escolaridad pienso que sería la mejor oferta para ellos. 

¿Qué lo dirías a una persona de cualquier país que visitara Mozambique o visitara África?

Desde mi punto de vista, la vida es siempre una experiencia de encuentro con el otro. De contacto de un pueblo con otro. Y lo esencial es saber mirar para entender mejor la evolución del pueblo, la manera de reaccionar del pueblo, el comportamiento del pueblo, de manera que la persona pueda entra en contacto con mayor facilidad. 

Sagrados Corazones
Sagrados Corazones
noticias@sscc.es


Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información / Personalizar cookies
Privacidad