Carta del Superior General a Su Santidad Benedicto XVI

El Superior General de los Sagrados Corazones acaba de dirigir una carta de gratitud al Papa Benedicto XVI en su nombre y en el de la Congregación, tras conocer su renuncia al ministerio petrino.

Roma, 14 de febrero de 2013

Su Santidad Benedicto XVI

Ciudad del Vaticano

Santidad,

Le escribo en mi nombre y en el de mi Congregación para trasmitirle, sencilla pero sentidamente, nuestra especial cercanía y nuestro sincero agradecimiento en estos momentos en que Su Santidad acaba de comunicar a la Iglesia y al mundo la decisión de dejar el ministerio petrino a causa de la debilidad propia de su avanzada edad.

Le agradecemos de todo corazón su servicio como pastor universal, la manera clara y profunda como nos ha hablado de Jesús, el coraje a la hora de afrontar algunos problemas dolorosos de la Iglesia, la entrega total de su persona al trabajo en la viña del Señor.

También le agradecemos, Santidad, esta decisión humilde, valiente y espiritualmente discernida, de dejar el cargo de sucesor de Pedro, permitiendo así que otro pueda tomar el relevo. Su gesto nos recuerda cómo el Maestro entiende el servicio y el poder entre los suyos, nos reconforta con una fresca brisa de Evangelio, y nos permite esperar en una Iglesia más sencilla, fraterna y liberada de intereses ajenos al Espíritu del Señor. Gracias, Santidad, por mostrarse tan libre y tan verdadero. Gracias por ayudarnos a amar aún más la Iglesia.

Soy consciente de que en este momento, como a lo largo de todo su pontificado, se alzarán voces hirientes que interpreten su actuación de manera torcida e injusta. Compartimos en silencio su dolor, que es parte de la cruz que debe cargar el servidor bueno y fiel que sigue las huellas del Crucificado. Nuestras vidas, y su fecundidad, se hallan escondidas en Cristo. Que el Señor de la misericordia sea su recompensa.

Le acompañan, Santidad, nuestra pobre oración y nuestro agradecido afecto. Y me permito pedirle, para mí y para toda mi Congregación, su paterna bendición y su oración constante, con la que seguirá sirviendo a la Iglesia en esta nueva etapa de su vida.

En el amor de los Corazones de Jesús y de María,

Javier Álvarez-Ossorio sscc

Superior General

Avatar
www.ssccpicpus.com


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies