“Canguro, una experiencia al servicio de los pequeños”

María Puche y María Martín, dos jóvenes de la Parroquia Virgen del Camino, de Málaga, han participado en el campo de trabajo Canguro, celebrado en Salamanca.

Hola, somos María Martín y María Puche y queremos compartir nuestra experiencia vivida en el Campo de Trabajo Canguro, en Salamanca.

Durante dos semanas María Martín ha dedicado la mañana a preparar un campamento para los niños del barrio de Pizarrales, mientras que María Puche ha trabajado con niños del barrio de Santa Marta, pertenecientes a familias desestructuradas o de madres solteras. A medida que iban pasando los días junto a los niños nos dábamos cuenta de las carencias tanto materiales como personales de sus vidas. Gracias a esto somos más conscientes de que debemos valorar la familia, los amigos…

Además, las tardes las dedicábamos a reflexiones y a conocernos a nosotros mismos, a los demás y a la vida religiosa. También preparábamos las actividades de la mañana siguiente para los niños.

Nos hemos descubierto débiles en los momentos en los que hemos sentido miedo ante una situación en la que no sabíamos como actuar. Pero ante todo, y a pesar del cansancio, hemos podido afrontar esta tarea gracias a la fuerza y voluntad que percibíamos de Dios, a través de las oraciones tanto de las mañanas como de las noches. Otro de los motivos por los que nos hemos sentido apoyadas y ayudadas es gracias al resto de monitores y las tardes de reflexiones, que nos hacían conocernos mejor a nosotros mismos.

La sensación que tenemos después de estos días son las ganas de seguir conociendo la voluntad de Dios y lo que nos tiene preparado para nuestro camino, transmitir todo lo aprendido en nuestro entorno y servir al más necesitado. Para nosotras, el servicio a los niños ha sido una experiencia inolvidable, que resumimos con estas palabras: confianza, amor, cariño, satisfacción, fuerza, disponibilidad y la presencia de Dios en todo momento.

Por todo esto queremos dar gracias a Dios por esta oportunidad que ha puesto en nuestro camino, que nos hace crecer en la fe para que seamos luz en el mundo y nos demuestra que sirviendo a los más pequeños no merece la pena ser grande; y también a los monitores que nos han acompañado en estos días en esta maravillosa experiencia.

Avatar
Blog de la Parroquia Virgen del Camino


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies