«Batuecas»

Columna «Sillita baja», de Dolores Aleixandre rscj, en la revista 21 del mes de julio.

El silencio se está convirtiendo en un bien escaso, también en la Iglesia, y quizá con el tiempo y si salimos de la crisis, acabe por recetarlo la Seguridad Social y haya sanatorios para curas de silencio. Anticipándose a ese futuro, ya existen esos lugares y para suerte mía acabo de pasar ocho días en uno de ellos: el Desierto de San José, un monasterio de carmelitas del siglo XVI en el fondo del valle de Las Batuecas (Salamanca) donde no llega internet ni hay cobertura de móvil pero sí pájaros, árboles y un río de esos que piensas que ya no existen.

Cuatro frailes carmelitas de distintas edades y procedencias rezan y trabajan ahí, que para eso son hijos de Juan de la Cruz y Teresa ; acogen huéspedes y custodian fraternalmente esa posibilidad milagrosa de pasar días en total silencio, hasta en las comidas de la hospedería. Una de las sabias medidas adoptadas para espantar a los turistas que solo buscan curiosear, es un letrero junto al gran portón de la entrada en que se avisa: “Aquí no se vende nada, tampoco hay nada que visitar y la iglesia está en obras. Si quiere pasar unos días de retiro, contacte con este teléfono…”. A veces se ve gente que al pasar, se agarra a las rejas de la puerta por si atisba algo de ese mundo misterioso que parece esconderse dentro. Me ha hecho recordar algo que dice Timothy Radcliffe OP de que en el futuro habrá que poner letreros en la puerta de los monasterios diciendo: “Por favor, no den de comer a los monjes”.

Imagino que habrá quien califique de rígidas estas normas pero yo he vuelto de mi estancia allí agradecida y tarareando aquello de “El que tenga un amor, que lo cuide, que lo cuide”…Y el que posea ese tesoro que es el silencio, por Dios, que no lo descuide ni deje que se lo arrebaten.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies