«Arrugas»

No, no les vamos a hablar de la película de animación que ha ganado dos premios Goya hace pocos días. Se trata de la columna trimestral de Javier Álvarez-Ossorio ss.cc. en la revista 21.

Hace unos días estuve en el Perú. Un fin de semana me tocó presidir la profesión religiosa de dos hermanos y una eucaristía de acción de gracias por los jubileos de vida religiosa de varias hermanas. Era como mirar el camino desde sus dos extremos: los inicios, y las etapas avanzadas, cercanas ya al final.

Una de las lecturas bíblicas hablaba del cuerpo. El Espíritu habita en nuestro cuerpo porque lo hemos recibido de Dios. Dios lo resucitará, como resucitó el cuerpo magullado y dolorido de Jesús. Con nuestro cuerpo, nos unimos a los demás, “formamos cuerpo” con otros. El cuerpo rebosa Espíritu porque es vehículo de comunión, de amor.

Los hermanos que hacían profesión se presentaban con sus cuerpos jóvenes y entusiastas. Junto a ellos, estaban sus madres, mujeres quechuas del altiplano andino, sonrientes en sus cuerpos pequeños, arrugados y quemados al sol de la montaña y por el trabajo duro del campo. Las hermanas que celebraban jubileos traían también las arrugas de los años y los achaques de cuerpos gastados por la vida y el servicio.

Cada edad tiene su belleza propia. Pero la hermosura de los cuerpos arrugados es incomparable. Es triste pretender acallar el cuerpo camuflándole los surcos de su historia. No hay alegría en querer vivir más y más años, más y más aparentemente joven. El cuerpo gastado nos habla de una vida entregada y de una muerte cercana: dos realidades gloriosas que nos acercan al Señor de la vida, quien –como decía la misma lectura bíblica– nos ha “comprado” al alto precio de entregar su propio cuerpo por amor.

La profesión de los hermanos jóvenes es una apuesta, una palabra estimulante aunque incierta. El abrazo de unas manos arrugadas y de un cuerpo consumido es una bendición, la certeza consoladora de un descanso prometido.

Avatar
Redacción


Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies