Noticias

¡Estad alegres!



14 de Diciembre de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Comentario al tercer domingo de adviento, de la mano de Miguel Díaz Sada ss.cc.


En este tercer domingo de Adviento ‐cercana ya la Navidad‐ resuena con fuerza la invitación de Pablo: “Estad alegres”.
Es el mensaje que nos comunica sin cansarse el papa Francisco. Como Juan el Bautista, se presenta con humildad: rezad por mí, soy pecador. No soy el Mesías, no soy el Salvador del mundo ni de la iglesia. Como vosotros creo en Jesucristo; me entusiasma su persona, su mensaje y su misión.

“La Alegría del Evangelio” llena el corazón y la vida entera de quienes hemos encontrado a Jesús.
Si hoy tuviéramos la suerte de que el papa Francisco celebrara la Eucaristía con nosotros en nuestra capilla ‐ es la misma Eucaristía que se celebra en el Vaticano o bajo un árbol en tantos lugares donde no tienen templo– nos diría: Preparaos a escuchar la Buena Noticia del ángel a los pastores de Belén:

“Os traigo una Buena Noticia, una gran Alegría:

Os ha nacido un niño, el Mesías, el Señor”.

Por eso, hemos rezado: “Estás viendo, Señor, cómo tu pueblo prepara la navidad, fiesta de gozo y de salvación. Queremos celebrarla con alegría desbordante”.
Preparamos el nacimiento de quien es y será buena noticia para el que sufre, libertad y amnistía para esclavos y encarcelados; para todos proclamación del Año de Gracia del Señor; inaugurará unos tiempos nuevos en que las naciones, ¡finalmente! ya “no se adiestrarán para la guerra sino que transformarán sus espadas en podaderas”.

Que la preparación de la Navidad nos ayude a conocer a Dios como amigo de la vida y fuente de felicidad: una felicidad abierta y compartida con quienes más la necesitan, cercanos y lejanos; una felicidad que tiene mucho de perdón y de reconciliación, de servicio y ayuda, de ternura y de compromiso.

Con su ternura, María transformó la “cueva de Belén”, en la “casa de Jesús”. Con nuestra ternura y cercanía, transformaremos nuestro mundo inhóspito para tantas personas en la casa de todos. Llenemos de ternura nuestro hogar y abramos espacios de encuentro y de esperanza.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!