Noticias

Comenzamos el 39º Capítulo General



29 de Agosto de 2018
Redacción
(0) Comentarios

A las 15.30 h. del martes 28 de agosto comenzamos la primera sesión del 39º Capítulo General de los Hermanos en Roma. Pedimos la ayuda del Espíritu Santo cantando “Tui amoris ignem”.


Javier Álvarez-Ossorio, superior general, nos da la bienvenida. Es una alegría ver hermanos de toda raza, pueblo y nación. Nuestra vocación común es capaz de convocar personas muy diferentes y hacernos un pequeño signo del Ap 5, 9. La reunión le recuerda que el todo es superior a la parte, como dice el papa Francisco. Los hermanos vienen de lugares distantes. Algunos vendrán como los discípulos de Emaús con el corazón ardiendo. Ha sido un viaje de toda la Congregación durante un año. Cada uno llega aquí con su propio equipaje en el corazón. O bien, otros estarán quizás sintiendo que el pueblo estaba extenuado del camino. Juntos intentaremos ver cómo llega la Congregación a este momento de su historia. Javier da las gracias por haber venido en nombre de la Congregación. Nos invita a que esta sea nuestra casa y una gran comunidad ss.cc. al servicio de la gran comunidad que está en todo el mundo.

Javier recuerda que el Capítulo General es la máxima autoridad interna de la Congregación. Venimos cada seis años para ofrecer un servicio muy importante para nuestros hermanos: un servicio de autoridad (Const 121). Es un servicio para la vida de la comunidad. Consiste en ofrecer orientaciones, pistas para caminar.

El servicio lo realizamos como un cuerpo colegial -subraya el superior general-. Todos somos iguales en la participación, en el debate, en aportar ideas, votar y decidir. Es una responsabilidad muy grande. Nos invita a aportar todo lo que podamos. Venimos como representantes de nuestras diferentes comunidades. No solo somos representantes. El Capítulo General no es un parlamento, sino un cuerpo al servicio de la Congregación entera.

Por eso el Capítulo es un momento de fe. Se requiere fe en la palabra de Jesús, para reconocer su presencia entre nosotros y la de su Espíritu. Tiempo privilegiado de oración. Es un evento de amor a Dios y a nuestros hermanos de Congregación. El Capítulo es un momento de discernimiento, porque creemos que Dios actúa y nosotros deseamos unirnos al trabajo de Dios y echarle una mano. Hemos de saber por dónde va esa acción de Dios para asociarnos. Para discernir de verdad hay que tener una libertad espiritual interior muy grande. Nosotros pobres pecadores no tenemos esa libertad porque nos atamos a intereses diversos. Pidamos a Dios que Dios nos haga libres en el corazón para ver con claridad lo que Él nos puede ir pidiendo.

El eslogan del Capítulo es del Buen Padre: “Saborear a Dios en el viaje de la vida”. El Capítulo es un viaje también. Un camino en que saboreemos la presencia de Dios entre nosotros. Atención a un riesgo muy propio al estamento clerical: “perdernos en un océano de palabras”. La realidad es más importante que las ideas: la realidad exterior del mundo y la realidad interior de nuestra fe, lo que nos mueve por dentro. Junto al Buen Padre se nos presenta a san Macario de Egipto, en el siglo IV: los que hacen discursos espirituales sin haber saboreado y experimentado lo que dicen, se parecen a los que creen que por imaginar algo ya ocurre, sin tener experiencia. “Hemos de saborear la miel”. Como hablamos de cosas que no hemos experimentado al final acabamos siendo ateos. El papa Francisco lo repite: “el peor mal de la Iglesia es el clericalismo”, un clero que dice cosas y que no hace. En muchos lugares nuestra vida religiosa parece incomprensible. La cercanía entre nuestro discurso y nuestra vida se han de ir acercando. “El cristianismo es una comida o bebida que mientras más se prueba más se desea”, dice Macario. Hagamos del Capítulo un tiempo de experiencia de acción del Espíritu Santo. Solo a partir de ahí, humildemente, hablemos a nuestros hermanos. Palabras sencillas que vayan directas al corazón y que tengan alguna posibilidad de cambiar la realidad.

Javier nos explica también la metodología del Capítulo: informes, campos de conversión pastoral y misionera, los miércoles serán días para releer lo que está ocurriendo, hacia la mitad del Capítulo nos haremos la pregunta de lo que conviene retener y profundizar para decir algo a la Congregación, se crearán comisiones de redacción y, finalmente, se llegará a decisiones. Nuestro facilitador es David Kinnear Glenday, misionero comboniano, secretario general de la Unión de Superiores Generales.

El instrumento principal del Capítulo serán las palabras. Hemos de escuchar la palabra del otro, intentado comprender lo que quiere decir. Decir nuestra palabra. Finalmente será un ejercicio para enviar una palabra a toda la Congregación. Hemos de ser delicados en el uso de la palabra. Somos 42 capitulares. 19 utilizarán todo el tiempo una lengua que no es su lengua materna. Cada vez que hablamos nos han de traducir Claudia Catena y Helena Sancho. Esfuerzo por decir cosas que se comprendan.

Javier nos hace una invitación a la seriedad en nuestros trabajos. El Capítulo va a ser largo. Eso se hace duro con el tiempo. Es un trabajo que requiere concentración, estudio de los temas, elaborar nuestras intervenciones. Hemos de hacer rentable el dinero que gastamos en el Capítulo a través de ofrecer un poco de luz para el camino para los seis años que vienen. Las hermanas celebran su Capítulo General en el mismo lugar. Javier nos invita a la cordialidad y alegría, así como a calibrar las expectativas.

Finaliza con el salmo: “Encomienda tu camino al Señor, confía en Él y Él actuará” (Sal 37, 5).

El Superior General declara abierto el 39º Capítulo General de los Hermanos de la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María.

Alberto Toutin, consejero general, nos ofrece algunas explicaciones y avisos prácticos de la casa. Prácticamente están todos los capitulares en Roma.

Camille Sapu hace que los participantes se conozcan y los va presentando en diferentes lenguas, escuchándose también las lenguas maternas. También nos presenta al personal de apoyo: los secretarios (Remi Liando, Maria Centofanti, Derek Laverty y Raúl Valverde), Raja Sebastian (ecónomo general) y David Reid (postulador general).

Pankras Olak nos habla de la liturgia durante el Capítulo.

Felipe Lazcano nos habla del contenido del dossier que tenemos cada uno en la mesa.

A las 18.30 celebramos la eucaristía de inauguración de los Capítulos Generales, que podéis ver en el vídeo que se colgará en su momento en nuestro blog: https://cg2018picpus.wordpress.com/

     
 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!