Noticias

¿Qué idioma hablas?



20 de Mayo de 2018
Redacción
(0) Comentarios

Nos preparamos para celebrar Pentecostés con este comentario de Osvaldo Aparicio ss.cc.


Narra el Evangelio que los discípulos estaban en una casa con las puertas bien cerradas por miedo a los judíos; pero cuando el Señor entra y se coloca en medio de ellos, sus miedos y temores se desvanecen. La presencia del Maestro les da seguridad y los transforma: Se llenaron de alegría al ver al Señor. Más aún su timidez se convierte en valentía cuando reciben el don que Jesús les hace: Recibid el Espíritu Santo.

El libro de los Hechos de los Apóstoles (1ª lect.), a través de diferentes símbolos, quiere hacernos comprender cuál y cómo es la acción del don del Espíritu en los creyentes; y, para ello, san Lucas, su autor, compone el relato teniendo de fondo el Antiguo Testamento.

Es como un viento recio: El espíritu divino, como aparece en diversos episodios del antiguo Testamento, es fuerza creadora; es como un viento impetuoso que invade a las personas, las transforma y las hace capaces de realizar la misión para la que Dios las escoge.

Es como fuego abrasador: Lenguas como llamaradas se posaron sobre cada uno de los presentes en la casa. El símbolo del fuego nos hace penetrar en la intimidad de Dios, nos habla de su santidad, de su presencia guiadora e iluminadora y de su fuerza purificadora como ocurre con los profetas.

Qué bien lo entendió san Juan de la Cruz cuando escribe en el Cántico Espiritual: ¡Oh llama de amor viva, / que tiernamente hieres / de mi alma en el más profundo centro!

Es como un idioma de amor: El episodio de Pentecostés es el reverso de la torre de Babel (Gén 11, 1-9). La ambición de poder y la soberbia llevan a los hombres a querer construir una torre que alcance los cielos. Es el deseo de suplantar a Dios. Las consecuencias son el enfrentamiento y la desunión, la confusión y la incomprensión, la dispersión y el alejamiento entre los hombres. La sociedad se convierte en una Babel llena de egoísmos.

En cambio, Pentecostés, o sea, el Espíritu crea cercanía y unión entre las gentes venidas de todos los rincones de la tierra. Señala el libro de los Hechos que las gentes, arremolinadas en torno a la casa en que estaban los discípulos, se extrañaban de los fenómenos que estaban ocurriendo, y se preguntaban: ¿No son galileos todos esos que están hablando? Entonces, ¿cómo es que cada uno los oímos hablar en nuestra lengua nativa?

Los discípulos habían recibido el Espíritu de Jesús que es fuego de Amor y eso hacía que hablaran el lenguaje del Amor, idioma que los hombres de todos los tiempos y culturas entienden; único idioma capaz de aproximar a las gentes más dispares (1ª lect.) y de unirlas en una misma familia, superando las diferencias: Todos nosotros, judíos y griegos, esclavos y libres, hemos sido bautizados en un mismo Espíritu para formar un solo cuerpo. Y todos hemos bebido de un mismo Espíritu (2ª lect.).

Por eso Pentecostés es una llamada a hablar un mismo lenguaje –el del amor-, y así poder crear unidad y fraternidad.

Si volvemos nuestra mirada a la realidad en que vivimos, no podemos menos de calificarla como una Babel. El espíritu de Babel se infiltra en todos los niveles de nuestra existencia: personal, familiar, eclesial, social, mundial y, no digamos, nacional… Sí; nuestro mundo y nuestra sociedad son una Babel en los que prima el egoísmo que lleva consigo el ansia de poder y de dominio, de vanidad y de superficialidad; estamos inmersos en un ambiente en el que, a veces, se suplanta o se vive de espaldas a Dios.

Para arreglar nuestro “gran mundo” y “nuestro pequeño” mundo no cabe más que el lenguaje del amor, único creador de justicia y paz, de igualdad y fraternidad, de acogida, de unidad y fraternidad…

¿Qué lenguaje hablo yo? ¿Cuál el que predomina en mi familia, en mi parroquia, en la Iglesia…?

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!