Noticias

"¿Has venido a acabar con nosotros?"



28 de Enero de 2018
Redacción
(0) Comentarios

Comentario al evangelio dominical, de la mano de Osvaldo Aparicio ss.cc.


¿Qué tenemos que ver nosotros contigo, Jesús Nazareno? ¿Has venido a acabar con nosotros?, pregunta a voz en grito en la sinagoga de Cafarnaún el hombre que tenía un espíritu inmundo.

Pues sí, Jesús de Nazaret ha venido a acabar con el mal, a liberar al hombre, luchando contra todo aquello que lo esclaviza en su cuerpo, mente y espíritu.

El domingo pasado Jesús proclamaba que está llegando el reino de Dios; reino que se hace presente allí donde se lucha para que desaparezca el mal y se va abriendo camino para que reinen la bondad y el amor, la justicia y la verdad, el gozo y la alegría, la limpieza de corazón, el bien, la libertad, la igualdad, la fraternidad…

Jesús trabaja por la llegada del reino con su palabra y con sus obras; tanto es así que, como relata hoy el evangelio, las gentes sencillas se quedan asombradas. Su manera de hablar y de enseñar con autoridad no es como la de los escribas. Las obras que realiza, les dejan estupefactos, de tal manera que todos se preguntan: ¿Qué es esto?... ¡Hasta a los espíritus inmundos les manda y le obedecen!

El tema de los espíritus inmundos, como manifestación de que el mal es una realidad presente en nuestro mundo, es un tema recurrente en los evangelios y, muy en concreto, en san Marcos. En él se nos habla también de una mujer cuya hija estaba poseída por un espíritu inmundo (2, 25); de un muchacho poseído de un espíritu inmundo que le hacía retorcerse, y al que Jesús conmina a que salga (ver 9, 14 ss); de un hombre poseído por un espíritu inmundo que, en Gerasa, cuando sale al encuentro de Jesús, este le ordena: ¡Espíritu inmundo, sal de este hombre! (ver 5, 1ss)…

El mal está alojado en cada uno de nosotros, enturbiando nuestra relación con Dios y con el prójimo; el mal está presente en nuestra sociedad malogrando la convivencia entre los hombres.

En los espíritus inmundos se personifica toda clase de mal que oprime y esclaviza a cada uno de nosotros y a la humaEl evangelio, al presentarnos a Jesús enfrentado con el espíritu del mal y dominándolo, aparece como liberador del mal que nos aflige, y como el que rompe las cadenas que aprisionan a la persona y a los pueblos.

No es de extrañar que el comportamiento de Jesús asombrara a la gente y confiriera autoridad a su palabra y enseñanza. Sus oyentes palpaban que en él no había incoherencia alguna entre su hablar y su estilo de vida. Jesús era creíble y merecedor de fe.

¿Es creíble nuestra palabra?

¿Es creíble la palabra de la Iglesia y enseña con autoridad moral?

El evangelio de Marcos finaliza con este mandato de Jesús a sus discípulos: Id por todo el mundo y proclamad la buena noticia a toda criatura… A los que crean, les acompañarán estas señales: expulsarán demonios en mi nombre…, impondrán las manos a los enfermos y se curarán… Ellos salieron a predicar por todas partes y el Señor cooperaba con ellos, confirmando la palabra con las señales que les acompañaban (16, 15ss).

Son las señales las que confieren autoridad y credibilidad.

UNA SEÑAL DE CREDIBILIDAD…

Una señal actual que da credibilidad a la Iglesia: la defensa que los cristianos están haciendo de los derechos humanos en la RD del Congo. La noticia no ha tenido relieve en la prensa. El Papa sí que hizo alusión a ella en Perú. Con deseo de perpetuarse en el poder, el presidente Kabila no convoca las elecciones previstas. Los derechos humanos son conculcados todos los días. La Iglesia es la única que tiene voz en Kinshasa y no se ha callado. Los cristianos, después de misa, el domingo pasado se manifestaron en señal de protesta. Represión. Muertos y muchos detenidos, entre ellos algunos sacerdotes y monaguillos de una parroquia…

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!