Noticias

Pescadores de hombres



21 de Enero de 2018
Redacción
(0) Comentarios

Comentario al III Domingo del tiempo ordinario, de la mano de Osvaldo Aparicio ss.cc.


El Evangelio de san Marcos narra que Jesús, tras el bautismo en el Jordán y estancia en el desierto, inicia su misión: anunciar la cercanía del reino de Dios; por ello, invita a convertirse y a aceptar la Buena Noticia que entraña la llegada de ese reino.

El reino de Dios ocupa el lugar privilegiado en la acción y en la predicación de Jesús: Dios, nuestro Padre, quiere que entre los hombres reine el bien y el amor, y que desaparezcan la maldad y el desamor. Esa es la Buena Noticia que Jesús anuncia y, a hacerla realidad, dedica su vida por entero, enseñando a sus discípulos a pedir con insistencia: ¡Venga a nosotros tu reino!

Jesús se entregó a hacer el bien y luchó por eliminar toda clase de mal que afecte al hombre. Jesús día a día va haciendo presentes la bondad, la compasión y la misericordia de Dios, en especial hacia los pequeños y los que sufren.

Cuando Juan Bautista envía a sus discípulos a preguntarle: ¿Eres tú el que ha de venir o hemos de esperar a otro?, Jesús se limita a responder: Id a contar a Juan lo que estáis viendo y oyendo: Los ciegos ven, los cojos andan, los leprosos quedan limpios, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia la buena noticia (Mt 11, 4).

En esta tarea que el Padre le ha encomendado, Jesús no quiere estar solo. Busca quien colabore con él, como lo refleja con claridad el relato evangélico de hoy. Al pasar junto al lago de Galilea, Jesús invita a Pedro y a Andrés, a Santiago y a Juan, que faenaban con las redes, a que le sigan, ofreciéndoles cambiar de ocupación y de estilo de vida; en vez de dedicarse a las faenas de la pesca, les invita a entregarse al servicio del reino de Dios: Os haré pescadores de hombres. Ellos escucharon la llamada y se convirtieron; creyeron la buena noticia y aceptaron el estilo de vida que Jesús les ofrecía: Inmediatamente dejaron las redes y lo siguieron.

El anuncio del reino de Dios y la llamada de Jesús a seguirle no son cosas de otros tiempos. Jesús continúa pasando junto a nosotros y nos sigue invitando a convertirnos, a cambiar nuestra forma de vida y a ir con él.

En ello insiste precisamente el Plan de Evangelización de nuestra diócesis de Madrid; plan en el que venimos trabajando ya durante más de dos años y en cuyos grupos parroquiales aún podemos participar. La finalidad del Plan es que todos los bautizados tomemos conciencia de la invitación de Jesús a convertirnos, o sea, a salir de nuestra apatía, de nuestro tibio cristianismo y falto de compromiso, y a decidirnos a ser colaboradores suyos en el anuncio y venida del reino de Dios.

¡Jesús nos necesita y nos pide que cambiemos nuestro estilo de vida y sigamos el suyo!

Estamos celebrando estos días la Semana de Oración por la Unidad de los Cristianos. Sin duda alguna que, si los creyentes en Jesús estuviéramos unidos, el mundo creería más en Jesús como el enviado del Padre y su reino crecería entre los hombres: Yo en ellos y tú en mí para que lleguen a la unidad perfecta, y el mundo pueda reconocer así que tú me has enviado, y que los amas a ellos como ame amas a mí (Jn 17, 23).

¡Trabajemos y recemos por la unidad!

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!