Noticias

¡Hemos llegado a Belén!



25 de Diciembre de 2017
Redacción
(0) Comentarios

Comentario a las lecturas de la solemnidad de la Navidad, a cargo de Osvaldo Aparicio ss.cc.


¡Hemos llegado a Belén! A lo largo del Adviento, domingo a domingo, hemos seguido con ilusión el camino que se nos indicaba para llegar a Belén y encontrarnos con el Niño Dios; por eso, nos hemos esforzado en hacer brotar en nosotros un amor profundo a Dios y al hermano, hemos sonreído y tendido una mano en ayuda del prójimo, y hemos escuchado sin prisa la palabra del hermano.

En Belén, la casa del pan, nuestra meta, podemos encontrarnos con Jesús, el verdadero pan de vida que da sentido y alimenta nuestras vidas, llenándolas de gozo. Nos lo recordaba el Papa Francisco: La alegría del Evangelio llena el corazón y la vida entera de los que se encuentran con Jesús. Quienes se dejan salvar por Él son liberados del pecado, de la tristeza, del vacío interior, del aislamiento. Con Jesucristo siempre nace y renace la alegría… Invito a cada cristiano, en cualquier lugar y situación en que se encuentre, a renovar ahora su encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar con Él, de intentarlo sin descanso.

La Navidad es, sin duda, uno de los momentos más propicios para el encuentro con Jesús, pues nos ayuda a revivir el gran acontecimiento de la fe: Dios se hace hombre y pone su morada en medio de nosotros. La gran noticia, la enjundia de la Navidad es que Dios de tal modo nos ama que se ha hecho, en Jesús, uno de nosotros, para ser nuestro compañero de camino y nuestro amigo en quien confiar y poder hablar. Nos lo recuerda la carta a los Hebreos: En muchas ocasiones y de muchas maneras habló Dios antiguamente a los padres por los profetas. En esta etapa final, o sea, ahora, nos ha hablado por el Hijo.

Esta es la hermosa y salvadora realidad que celebramos en estos días; sin embargo, la Navidad está tomando, a nivel social y público, unos tintes tan reductivos que ignoran u ocultan su realidad esencial y la diluyen en ser días entrañables para unos o de añoranzas para otros, en ocasión de simples encuentros familiares…

Normalmente los medios de comunicación y la propaganda aprovechan la ocasión con sentido comercial, dejando de lado la original dimensión cristiana. Nos enviamos tarjetas de felicitación y adornamos calles y establecimientos, pero se eliminan los signos cristianos. ¿Cuál es la razón? ¿Es porque estamos en una sociedad pluralista o es también porque a los mismos creyentes nos cuesta (o nos da corte) explicitar el auténtico sentido de la Navidad? ¿Nos resulta más cómodo sustituir el belén por el árbol, o los Reyes Magos por el Papá Noel?

Con frecuencia escuchamos en los medios de comunicación esa preciosa frase de “la magia de la Navidad”; pero, ¿dónde ponen esa magia? ¿Cuál es su contenido y su verdadero misterio?

Como a los pastores de Belén el ángel nos dice cuál es la señal de la magia de la Navidad: Encontraréis un niño envuelto en pañales. Este niño proclama el Evangelio de san Juan es la Palabra del mismo Dios que se hace carne y habita entre nosotros.

Nada más mágico y misterioso, más dulce y entrañable que un niño, pues es fruto del amor. Un niño desarma y embelesa, incluso a las personas más adustas; en torno a la cuna de un niño las distancias se diluyen y las personas se acercan. Un niño nos hace sentir la vida y crea atmósfera de amor y comunión. Solo el amor une, sana y da vida. Y el Niño que en Belén nos ha nacido, es nada menos que fruto del Amor con mayúsculas: Tanto amó Dios al mundo que envió a su Hijo, no para condenarlo, sino para salvarlo.

Esta es la verdadera entraña y Buena Noticia de la Navidad, que, con gozo, debemos vivir y proclamar explícitamente en nuestro ambiente. Escuchemos al profeta: ¡Qué hermosos son que sobre los montes los pies del mensajero… que anuncia la Buena Noticia!

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!