Noticias

¡El Señor está cerca!



24 de Diciembre de 2017
Redacción
(0) Comentarios

Comentario al cuarto domingo de Adviento de la mano del P. Osvaldo Aparicio ss.cc.


Estamos terminando el camino para llegar a Belén. Solo nos queda un tramo que queremos recorrer bajo la guía de la Virgen.

Al comenzar el Adviento, nos preguntábamos por dónde se va a Belén y, domingo a domingo, se nos ha ido señalando el camino: se va a Belén por cualquier camino del mundo donde brota un amor profundo, donde brota una sonrisa, donde se tiende una mano y, hoy, se nos indica que donde se escucha sin prisa la palabra del hermano, por allí se va a Belén.

Escuchar al hermano. ¿Quién puede ser para nosotros modelo de escucha y de prestar atención al hermano?

El Evangelio presenta el relato de la Anunciación: diálogo que Dios, por medio del ángel Gabriel, entabla en la ciudad de Nazaret, con una virgen llamada María.

No son muchas las ocasiones en las que María aparece en los relatos evangélicos; pero, en todos ellas podemos destacar su actitud de escucha y el estar siempre pendiente de Dios y de los demás. María escucha con atención las palabras del ángel, interioriza su mensaje y responde: Hágase en mí según tu palabra.

¿Cómo no recordar la actitud de María en las bodas de Caná? Atenta a lo que sucede, se da cuenta del aprieto en que pueden verse metidos los jóvenes esposos por la falta de vino en el banquete. Recurre a su hijo Jesús y dice a los que están sirviendo: Haced lo que él os diga, o sea, escuchad y llevad a cabo su palabra.

Inolvidable es la escena en la que una mujer, entusiasmada por la palabra de Jesús, no puede menos de exclamar: Dichoso el seno que te llevó y los pechos que te amamantaron (Lc 11, 27). Jesús, lejos de ignorar el elogio que acaba de hacerse de su madre, la ensalza aún más diciendo: Más bien, dichosos los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica (Lc 11,28).

La misma respuesta da Jesús en la ocasión en que, hablando a la gente, le advierten: Tu madre y tus hermanos están ahí fuera y quieren verte. Mi madre y mis hermanos, dice de nuevo Jesús, son los que escuchan la palabra de Dios y la ponen en práctica (Lc 8, 30-31).

María, refleja el Evangelio, es la oyente de la palabra, siempre dispuesta a escuchar y a ponerse a disposición de los demás.

Debemos imitar el ejemplo de María: escuchar es amar al hermano y, por tanto, es camino para llegar a Belén: Donde se escucha sin prisa la palabra del hermano, por allí se va a Belén.

Escuchar sin prisa; pero, ¿sabemos escuchar? ¿Nos escuchamos?

Los medios de comunicación y los móviles nos están ensimismando, encerrándonos en nosotros mismos, cuando, en principio, su objetivo es el contrario. El teléfono, en sí, nace para la comunicación, sin embargo, está creando barreras de incomunicación. No hay más que fijarse en escenas, incluso familiares, tan curiosas como un grupo de personas en torno a una mesa tomando un café o un refresco y cada uno enfrascado en su móvil; o ver a una pareja paseando, pero con sus respectivos móviles pegados a la oreja. No hace falta insistir. Con mucha frecuencia las comidas familiares se convierten en un grupo de islas, en una especie de archipiélago, aislados los miembros de la familia por los móviles.

Creo haber leído que el mismo Papa ha hecho alguna advertencia sobre el particular. No se trata tan solo de que imprevisto sonido de un móvil moleste (¡Apaguen los móviles, por favor!), sino que hay quienes se entretienen con ellos durante la misa.

Además estamos tan atareados y ajetreados que no queda tiempo para hablar y escucharse en familia: entre los esposos, padres e hijos, entre hermanos… Olvidamos que escuchar es amar, y nos resulta más fácil, rápido y menos costoso regalar cosas o dinero que dar y compartir nuestro tiempo y atención.

¡Dichosos los que escuchan…!, nos dice Jesús.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!