Noticias

Matinal circense junto al Trancão y al Tajo



14 de Diciembre de 2017
Carlos Barahona ss.cc.
(0) Comentarios

El sábado 9 de diciembre los niños y adolescentes de Casa Damião Musa, Maira, Félix y Fatumata (Binta, esperamos que salga esta semana del hospital y que operen a Fatu) fueron al circo en sesión matinal junto con Igor, la enfermera voluntaria Joana y el irmão Carlos. Iban además los guineanos doña Domingas y su nieto de pocos años Eurides, que va superando un tumor cerebral. Estaban todos invitados por una de las voluntarias Fernanda (Nanda), portuguesa de origen caboverdiano que trabaja en CTT – Correios de Portugal, S.A. Funcionarios de la empresa, sus familias, y otros invitados disfrutamos de casi tres horas de espectáculo circense. Nanda acudió con sus dos hijas y una sobrina. En el intervalo central saludó a todos uno de los jefes de esta empresa estatal, también presente en España.


Era el circo dirigido por Víctor Hugo Cardinali. Fue presentado como el renovador de este espectáculo en Portugal. Disponía de dos pistas grandes. Una de hielo rectangular, en la que evolucionaron jóvenes patinadores chinos de ambos sexos, y otra clásica para trapecistas, equilibristas (ambos grupos españoles, buenos), payasos, animales y motoristas. Estos últimos daban vueltas a gran velocidad dentro de una esfera de 9 metros de diámetro, hasta tres juntos. ¡Qué capacidad de vencer el mareo! El payaso más que hablar gesticulaba. Sacó a tres espectadores que lo hicieron bien. Tal vez estaba preparado de antemano.

No sé si se habrán deshecho de las fieras. Actuaron bajo la batuta de su domador tres camellos asiáticos, con sus dos jorobas, varios caballos, dos elefantes africanos de mediano tamaño y colmillos enteros, y unos cuántos perros, que jugaron un movido partido de fútbol (Sporting contra Benfica) con globos. El árbitro favoreció al Benfica. Los jóvenes patinadores chinos ofrecieron un espectáculo muy bonito: hábil, delicado, imaginativo, variado y largo. Intercalado entre el resto de actuaciones. El personal salía contento y con aspecto de haber disfrutado.

Acabada la sesión, cada mochuelo a su olivo. Joana se fue al hospital a visitar a Binta antes de regresar a Sintra. Igor y Carlos comieron con las crianças en Casa Damião la consuetudinaria sopa y los espaguetis a la carbonara preparados por la brasileña doña Neuza, y luego se fueron a comprar carne y pescado para que los chavales crezcan y se fortalezcan. Camilo, voluntario muy ligado a la Congregación desde hace muchos años y persona muy agradable, se los llevó, durante su turno sabático, a pasar la tarde a Campo Pequeno.

     
 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!