Noticias

Desde Portugal



21 de Noviembre de 2017
Carlos Barahona ss.cc.
(0) Comentarios

El viernes 17/11/17, de 15h30 a 17h45 aproximadamente, los chicos Mussa y Félix, y las niñas Maira, Fatumata y Binta, de la Casa Damião, acompañados por la enfermera voluntaria Joana, por el responsable general Igor y por Carlos Barahona, navegaron por el estuario del Tajo hacia el Atlántico. Iban en uno de los barcos turísticos que muestran “Lisboa desde el Tajo” junto con otros niños, jóvenes y voluntarios de la asociación www.Terra dos Sonhos.org (Sueños).


Esta asociación se ocupa de niños y jóvenes con limitaciones, pacientes: Down, cáncer, parálisis… Además, si algunos tienen sueños, deseos, procuran hacerlos realidad. Por ejemplo uno que quiera abrazar al Papa. Buscan un patrocinador y lo tramitan. En el caso presente, parece que el dueño del barco invitó al paseo fluvial. Su lema: “Una sonrisa vale todo”. Y a fe mía que hubo muchas.

En un ambiente festivo los chavales y sus monitores danzaron en cubierta al son de “Despacito”, entre otros, y se hicieron montones de fotos. Fue una excursión muy pintoresca y agradable, en una tarde magnífica. Ciertamente nuestros niños de Guinea no son muy sensibles al arte y al simbolismo del Monumento a los Descubrimientos (Padrão dos Descobrimentos, 1960, a los 500 años de la muerte de don Enrique el Navegante), de la Torre de Belém, construcción militar, manuelina del XVI, o del Monasterio de los Jerónimos, Patrimonio de la Humanidad junto con la Torre citada (UNESCO, 1983), del mismo estilo y época. Pero la excursión a la desembocadura del Tajo fue un paréntesis feliz en su vida diaria. CB

  
 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!