Noticias

Despedida de San Andrés de Los Albarizones



24 de Octubre de 2017
Aurelio Cayón ss.cc.
(0) Comentarios

La celebración de la Eucaristía de toma de posesión del nuevo párroco de San Andrés de los Albarizones, en Jerez de la Frontera, ha comenzado algo pasadas las doce del mediodía de este domingo. Presidía la celebración, en representación del Obispo Diocesano, Don Federico Mantaras, el vicario general. A su lado se sentaban Don Ignacio Gaztelu, nuevo párroco, y nuestro hermano Curro Cruz, párroco cesante, y junto a ellos Don Jesús Castro, diácono que forma equipo con el nuevo párroco. Concelebrábamos también Don Diego González, que es el arcipreste de la zona, y el superior provincial. La iglesia estaba buenamente llena, con representación de toda la comunidad parroquial, desde los niños de la catequesis, familias y adultos de todas las edades. Asistían también los seminaristas mayores del Seminario Diocesano, cuyo rector es el nuevo párroco.


El Vicario ha ido explicando cada uno de los signos de la toma de posesión y ha tenido palabras de ánimo para la comunidad de parroquial y su nuevo párroco y de agradecimiento para la Congregación en general y para Curro en particular. Al final de la Eucaristía, también expresaron palabras de agradecimiento el nuevo párroco, Curro y un laico de la parroquia que valoraba expresamente la acción de Curro y de la Congregación y pedía al nuevo equipo cercanía en la acción pastoral, al tiempo que le ofrecía la acogida cariñosa de la comunidad parroquial. También hubo palabras de recuerdo agradecido para los párrocos anteriores, desde el fundador Jorge Alfaro, cuyos restos están sepultados en la iglesia, y pasando por Martín Fuertes, Esteban Ramírez y Adolfo Sastre.

Una anécdota simpática es que, espontáneamente, todos los niños de la catequesis, en el momento de la paz, y varios adultos de los más pobres, éstos en distintos momentos a lo largo de la celebración, se acercaron a Curro para darle un beso. ¡Dichosos aquellos que tienen por amigos a los más pequeños!

Terminada la Eucaristía, la celebración continuó un rato más, compartiendo la comida y bebida que unos y otros habían llevado, y charlando amigablemente. Algunos le decían al provincial si, en el caso de que hubiera muchas vocaciones para la Congregación, ésta pudiera volver a la Parroquia de San Andrés. ¡Quién sabe! El futuro siempre está en manos de Dios.

  
 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!