Noticias

Ha fallecido el P. Conrado Monreal ss.cc.



01 de Julio de 2017
Fernando Cordero ss.cc.
(6) Comentarios

Acaba de comunicarnos el Superior Provincial, Aurelio Cayón, que hoy, día 1 de julio, en el Hospital de San Francisco de Asís de Madrid, a las 4 de la madrugada, ha fallecido nuestro hermano Conrado Monreal Goyeneche, a los 85 años de edad y 67 de profesión religiosa. Descanse en la paz del Señor. Durante el día de hoy su cuerpo permanecerá en la casa de Parroquia de los Sagrados Corazones de Madrid, Paseo de la Habana 31.


Abajo, dirigiendo oración en la Piedra del Mochuelo. También concelebrando junto al P. General.

El entierro será mañana, domingo 2 de julio, en el panteón de la Congregación del Cementerio de la Almudena de Madrid. A las 12.10 del medio día se saldrá de la casa, Paseo de la Habana 31, para llegar al cementerio a las 12.50 y tener el entierro a continuación.

La Eucaristía funeral será el lunes 3 de julio, a las 12 del medio día en la Iglesia parroquial de los Sagrados Corazones de Madrid. Si después del funeral, alguno os queréis quedar a comer, avisad en la casa provincial.

“En estos momentos, como Congregación, unidos a la familia y a los amigos de Conrado, nos unimos en la oración y en la acción de gracias por la vida de nuestro hermano, pidiéndole al Señor que viva con él para siempre”, acaba así su mensaje el P. Provincial.

Breve biografía

El Padre Conrado Monreal Goyeneche, cuyo nombre de bautismo era Ramón, nació el 31 de agosto de 1931 en Beire (Navarra). Hizo su profesión temporal en la Congregación de los Sagrados Corazones el 8 de septiembre de 1949, fiesta de la Natividad de Nuestra Señora, en El Escorial (Madrid). Fue ordenado sacerdote en Madrid el 22 de diciembre de 1956. Ha sido profesor en los colegios de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro y de Torrelavega. Profesor y director espiritual en el Colegio de los Sagrados Corazones de la calle Martín de los Heros de Madrid. Ejerció como párroco en las Parroquias de Cristo Rey y San Víctor de Madrid. También coadjutor en la Parroquia de la Asunción de Nuestra Señora de Talayuela, donde dejó su impronta artística en las vidrieras que diseñó y realizó junto al padre Osvaldo Aparicio. En 1991 participó en el Enclave, un encuentro de actualización en Chile organizado por la Congregación de los Sagrados Corazones. Actualmente era superior y coadjutor de la comunidad de los religiosos de los SS.CC. de la madrileña Parroquia de los Sagrados Corazones.

A nuestro hermano Conrado le recordamos como un hombre alegre, vitalista y entusiasta. Congregacional y eclesial, fraterno, que vivió profundamente el espíritu del Concilio Vaticano II. En muchas ocasiones al despedir a los hermanos en la misa funeral, Conrado preparaba unas notas biográficas cargadas de afecto y de sentido poético.

Nos gustaría terminar esta reseña, con el último artículo que escribió nuestro hermano, pocos días antes de ingresar en el hospital, el día 26 de mayo, en torno a las manos suplicantes de Damián, publicado en nuestro boletín provincial “Nosotros SS.CC.”:

“No sé si todos os habéis fijado que en la puerta de nuestra Parroquia, que da a la calle P. Damián, hay una estatua que quiere presenciar al P. Damián llevando en sus manos suplicantes el grito de todo el sufrimiento del hombre. La estatua es seca, sin cara, quiere ser silueta del clamor, no tiene labios que grite el eco del sufrimiento, es toda ella barca del dolor humano que busca salvación. Las manos en actitud de búsqueda de otras manos que quieren agarrarlas porque son manos de ayuda, poleas que sujetan el corazón dolorido de los hombres. Las manos de la estatua de Damián, que está en la puerta de la Parroquia, son manos que miran al cielo, manos que saben bien que la salvación viene de arriba, que en Dios está la fuente que aunque sea de noche mana en el camino. Pero no olvidemos que el hombre tiene que cavar para que la fuente mane. La estatua tiene los pies escondidos en la tierra, esa tierra que es nuestra casa. Hay que caminar con los pies en la tierra y los ojos mirando al cielo. Esta frase creo que suena.

Las manos suplicantes de Damián quieren recordarnos que las nuestras son las manos con que Jesús juega dando luz, aunque sea mortecina, al dolor del hombre. Que nuestros ojos son los ojos que no tiene la cara de la estatua, que miran el desconsuelo humano y nuestra boca tiene que ser la boca en esa cara de esa estatua sin boca para gritar la miseria del hombre.

No bajes las manos Damián porque el desierto llena la tierra y es necesario que la lluvia de la gracia riegue las espinas del rosal y se llene de rosas el rosal.. A pesar de todo es posible la esperanza porque la fuente mana aunque es de noche”.

     
 
Comentarios
 
1  |  Agustin Blanco  | 02-09-2017

El P. Conrado un santo, alegre, listo,cercano, cariñoso ,IRREPETIBLE. Enhorabuena a la Congregación , desde el 1 de julio tenéis dos Santos Damián y Conrado. Y yo a mi mejor amigo en el cielo.

 
2  |  ALBERTO CABESTRERO JIMENEZ  | 27-07-2017

coonoci al Padre Conrado en Martin de los Heros , ya soy antiguo alumno Siempre nos trató estupendamente , recojo el sentir de mi promoción por su fallecimiento. Nuestro pésame a la Congregación de los SS.CC. y a su familia.

 
3  |  Rosa Concepcion  | 05-07-2017

Conocí a Conrado en Torrelavega, cuando llegó el grupo de hermanos que. recién ordenados, aterrizaron allí para hacer el año de pastoral. Eran alegres, entregados, cercanos; iban a los pueblos, atraían a la gente. Como el Maestro por los caminos. Ayudaban a despertar el seguimiento. Yo entonces estudiaba magisterio en el Colegio. Y Conrado fue un aldabonazo. No sé si llegó a saberlo. Después de muchos años coincidimos en Extremadura.Era el mismo. Cuando nos reuníamos hermanos y hermanas en las fiestas de la Congregación o de la Iglesia, su palabra siempre oportuna y poética nos confortaba. La echaremos de menos. Pero la semilla siempre fructifica

 
4  |  Gonzalo Alberto y Marta  | 02-07-2017

Conocimos al Padre Conrado hace 4 años en la misa de 11 a la que fuimos de casualidad. Desde entonces se convirtió en un acontecimiento. Su sencillez, cercanía, homilias cercanas, los churros, el hacer partícipe de monaguillo a mi hijo., el padrenuestro de mano... todo ello siempre con una sonrisa. Descansa en paz con Dios que estará muy orgullo de tener a su lado personas como el. Nunca te olvidaremos

 
5  |  Gonzalo  | 02-07-2017

Excelente persona, mejor sacerdote y entrenador de monaguillo. Nos hizo sentir que ir a misa era un acontecimiento. Su sencillez, cercanía y homilias eran extraordinarias. Nos acordaremos siempre de el, de los churros, de la celebración de los aniversarios, el padrenuestro de la mano . Descansa con Dios que te has mercecido.

 
6  |  Felix Martin ss.cc  | 02-07-2017

Con pena he recibido la noticia del fallecimiento de Conrado, hermano ss.cc. que siempre he admirado. Me adhiero a todo lo que se dice en su biografía. Cuando todavía era un niño le conocí en Miranda. Unidos en la oración ,con el pleno convencimiento que Dios lo ha recibido cariñosamente en su Reino.``

 
1
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!