Noticias

Pascua del Enfermo



21 de Mayo de 2017
Redacción
(0) Comentarios

Comentario al VI Domingo de Pascua, de la mano del P. Osvaldo Aparicio Jiménez ss.cc.


Es ya tradicional en la Iglesia española celebrar la PASCUA DEL ENFERMO en el sexto domingo de Pascua. Este año se nos invita a ampliar nuestra mirada poniéndola no solo en las personas enfermas, sino extendiéndola al amplio horizonte del medio ambiente que por tantas razones está tan deteriorado y enfermo. De ahí que el tema de reflexión que se nos propone sea Pastoral de la Salud y ecología integral: Salud para ti, salud para tu casa.

La orientación de esta Pascua del Enfermo se inspira claramente en la Encíclica Laudato si… (Alabado seas…) del papa Francisco, que toma su título, como es claro, del hermoso Himno de las Criaturas de San Francisco de Asís: Loado seas por toda criatura, mi Señor… por el hermano sol, por la hermana luna, por las estrellas claras, por la hermana agua, por el hermano fuego, por la hermana madre tierra, que da en toda ocasión las hierbas y los frutos y flores de color, y nos sustenta y rige: ¡loado, mi Señor!

La Pascua del Enfermo nos invita, pues, a cuidar de la salud del medio ambiente también por la evidente influencia que tiene en nuestra propia salud y bienestar: La acción de la iglesia no solo intenta recordar el deber de cuidar la naturaleza, sino que al mismo tiempo “debe proteger sobre todo al hombre contra la destrucción de sí mismo” (LS 79).

El lema de la jornada añade el deseo y saludo de Salud para ti, salud para tu casa, palabras tomadas del primer libro de Samuel. No cabe la menor duda de que el cuidado de nuestro propio hogar y vivienda nos causa bienestar e influye en nuestro estado de ánimo e, incluso, en nuestra salud. La naturaleza es el hogar de la humanidad. Su protección o deterioro influyen en su bienestar o malestar. Son los más débiles y pequeños quienes más sufren las consecuencias de la destrucción del medio ambiente y a quienes más afecta en su salud.

¿Cuál fue la actitud de Jesús? Con claridad reflejan los evangelios que Jesús, con sus palabras y sus gestos sanadores, buscó siempre la salud y el bienestar de las personas. Así lo resume el Evangelio de san Lucas: Al ponerse el sol llevaron a Jesús enfermos de todo tipo; y él, poniendo las manos sobre cada uno de ellos, los curaba (4, 40).

Hoy el libro de los Hechos de los Apóstoles (1ª lect.) nos habla de los signos que realizaba Felipe (uno de los siete diáconos elegidos por la primera comunidad cristiana) en la ciudad de Samaría, sanando a los enfermos dañados por el mal en su cuerpo o en su espíritu. Y el relato añade: La ciudad se llenó de alegría.<

El evangelio señala hoy que, en su despedida, Jesús promete a sus discípulos no dejarlos huérfanos ni desamparados. Les enviará un Paráclito, un defensor, el Espíritu Santo, que los proteja.

Nosotros también recibimos el Espíritu que nos defiende y nos fortalece para que seamos defensores de los débiles. El Papa, a la vez que nos señala que el deterioro del medio ambiente y el de la sociedad afecta particularmente a los más débiles del planeta (LS 48), nos invita a que seamos también defensores de los pobres y frágiles. En la oración con que termina su Encíclica, hace esta súplica: Dios de los pobres, ayúdanos a rescatar a los abandonados y olvidados de esta tierra que tanto valen a tus ojos.

Con ocasión de la Pascua del Enfermo son muchas las parroquias en las que se celebra comunitariamente la Unción de los Enfermos, sacramento en el que Jesús, médico y sanador, se acerca a ellos para mostrarles su ternura y comunicarles la fuerza sanadora del Espíritu, para acompañarles en su enfermedad o en su ancianidad y unirlos al misterio de su Pascua, Muerte y Resurrección.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!